Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos ante el aumento de las tensiones comerciales entre EEUU y China, después de que el gigante asiático haya hecho una reclamación ante la OMC. Así, el Dow Jones se aleja de los 26.000 puntos en la apertura de Wall Street.

Las tensiones comerciales entre EEUU y China provocan descensos en los futuros de Wall Street

Apertura a la baja en Wall Street, después de que en la sesión de ayer los principales índices del parqué neoyorkino cerrasen con tendencia mixta. El Dow Jones baja un 0,06%; el S&p 500, un 0,25% y el Nasdaq, un 0,35%.

Con el Dow Jones en los 25.776,32 puntos, la mayor subida del índice industrial es la de Nike, que repunta un 1,10%, por delante de Home Depot y de P&G, que se revalorizan un 0,85% y un 0,57%, respectivamente.

Por el contrario, el mayor descenso del Dow Jones es el de Intel, que cede un 1,21%, seguido de Caterpillar, que baja un 1,21%, y Goldman, que pierde un 1,14%.

China quiere responder a los aranceles de EEUU

En la sesión de hoy, las tensiones comerciales entre EEUU y China se mantienen en el centro de atención en Wall Street. Y es que China haya recurrido a la Organización Mundial de Comercio (OMC) en busca de permiso para implementar sanciones sobre Estados Unidos.

Según publica Reuters, el gigante asiático elevará la próxima semana ante la OMC la posibilidad de imponer sanciones a la primera potencia económica mundial por un incumplimiento de una resolución sobre una disputa entre ambos países en el año 2013. La agencia de noticias recuerda que, el pasado año, China ya ganó un pleito a Estados Unidos en la OMC que afectaba a varias industrias con exportaciones por valor de 8.400 millones de dólares al año.

El mercado ve en la iniciativa china una respuesta a las últimas declaraciones de Donald Trump en las que amenazaba con nuevos aranceles por valor de otros 267.000 millones de dólares; a pesar de que todavía no ha puesto en marcha los impuestos por valor de 200.000 millones de dólares que puede ser implementados en cualquier momento, una vez superado el periodo de consultas públicas.

En la agenda macroeconómica, hoy en EEUU se publicarán las estadísticas de puestos de trabajo ofertados del mes de julio, los conocidos como JOLTS. Según advierten desde Link Securities, estos datos seguirán “mostrando una elevada tensión en el mercado laboral estadounidense, tensión que, según los datos de empleo del mes de agosto, publicados el pasado viernes, ya comienzan a impulsar al alza los salarios, algo que la Reserva Federal (Fed) seguirá muy de cerca por sus connotaciones inflacionistas”.

De hecho, en la sesión de ayer,  Eric Rosengren, presidente de la Reserva Federal de Boston, dijo ayer que el banco central estadounidense debería continuar subiendo los tipos de interés de referencia al actual ritmo trimestral durante el próximo año, incluyendo las próximas reuniones de septiembre y diciembre.