Paro semanal, pedidos de bienes duraderos, inventarios mayoristas y venta de viviendas pendientes de escriturar.


- Peticiones de desempleo semanales de Estados Unidos suben de 243.000 a 257.000, peor de lo esperado que era mantenerse en la órbita de las 245.000.

La media de cuatro semanas baja de 242.750 a 242.250.

El total de perceptores sube ligeramente de 1,978 millones de personas a 1,988 millones de personas, por debajo de lo esperado que era 2,005 millones

No hay demasiados cambios, la cifra general es peor de lo esperado pero seguimos por debajo de los 300.000, por lo que la economía sigue apoyada, el mercado laboral también y no hay influencia negativa para que la Reserva Federal pare sus planes de subida de tipos. El dato es ligeramente agridulce para el mercado, positivo para el dólar y negativo para los bonos.

- Pedidos de bienes duraderos del mes de marzo frenan el incremento pasando de una subida del 2,3% a una de 0,7%, mucho peor de lo esperado que era una subida de 1,2%.

Si quitamos los transportes porque pocas unidades pueden mover mucho la cifra general, tenemos un descenso de -0,2%, lo que da la vuelta al incremento del 0,5% esperado y es mucho peor que el incremento del 0,4% esperado.

El dato es negativo para el mercado y negativo para la economía, positivo para los bonos y negativo para el dólar.

- Lectura preliminar de los inventarios mayoristas de Estados Unidos del mes de marzo nos da una lectura con un descenso de -0,1%, revés importante pues se esperaba un crecimiento del 0,3% desde el 0,4% anterior.

Lectura que hay combinar con algunas otras como por ejemplo las ventas minoristas o los gastos del consumidor, ya que un descenso de los inventarios por incremento de las ventas es algo positivo, pero debemos esperar para tener esos otros datos. Además tenemos la otra cara de la moneda, un descenso de los inventarios porque no se está acumulando pensando en incrementos de las ventas.

De momento el dato es ligeramente negativo para el mercado, ligeramente negativo para el dólar y ligeramente positivo para los bonos.

- La venta de viviendas pendientes de escriturar en Estados Unidos en el mes de marzo desciende -0,8%, un frenazo importante desde el incremento del 5,5% anterior pero aún así es mejor de lo esperado que era un descenso de -1%.

Hay que puntualizar que el 42% de las viviendas vendidas lo hicieron por encima de su precio original de venta. Además, hay cierta escasez de viviendas para vender.

El dato es algo confuso, ya que poco a poco estamos llegando los niveles en donde quizá el mercado esté pensando en no salir a la venta ahora mismo porque quizá los precios suban de nuevo, lo que hace que haya menos stock de viviendas para vender y eso disparé todavía más los precios.

Es un punto positivo por parte de la estrategia de los vendedores, pero no habla bien del fondo del mercado porque empieza a ser especulativo. En cualquier caso, lo dejamos en ligeramente negativo para el mercado, ligeramente negativo para el dólar y ligeramente positivo para los bonos.