Futuros sobre divisas
en la categoría de Trading
En 1.972, en un intento de innovar y tratar de superar a su "hermana mayor", la CBT, el Chicago Mercantile Exchange (CME) estableció una sala aparte denominada el International Monetary Market ,(IMM), para negociar contratos sobre las principales divisas del mundo; el marco alemán (DM), el franco suizo (SF), la libra esterlina (BP), el dólar canadiense (DC) y el yen japonés (JPY).
Estos contratos son por cantidades standard relativamente modestas, y con vencimientos a Marzo, Junio, Septiembre y Diciembre. Tuvieron buena aceptación entre los especuladores, que lograban así un cómodo acceso a los mercados de divisas, por importes que los bancos hubiesen encontrado demasiado pequeños para contratar en el mercado a plazo. Por otra parte, la contratación de divisas a futuro en el IMM, no ofrece la flexibilidad, en cuanto a importe y vencimiento, que permite el mercado de divisas a plazo, si bien permite entrar y salir en cualquier momento, tomar posiciones largas o cortas, y ofrece una gran transparencia de precios.
Al igual que con los contratos a futuro no financieros, estos contratos obligan a la entrega ,(o recepción), del producto físico a su vencimiento a todos los que ostentan posiciones abiertas ya sean cortas (o largas). Desde un principio, los bancos aprovecharon todas las oportunidades posibles para arbitrar en el IMM, con lo que los precios de las divisas cotizadas en ese mercado guardan una estrecha relación con las del mercado interbancario a plazo.
Palabras relacionadas: Futuros, Mercado de futuros