}

    Estrategia a la baja

    ¿Qué es la estrategia a la baja?

    La estrategia a la baja, también conocida como estrategia bajista o estrategia de venta en corto, es una estrategia de inversión o trading utilizada por los inversores que esperan que el precio de un activo financiero disminuya en el futuro. Es decir, se basa en la idea de obtener beneficios aprovechando la caída del precio de un activo.

    En esta estrategia, el inversor vende un activo que no posee en el momento de la transacción, con la intención de recomprarlo más adelante a un precio más bajo y obtener así una ganancia. Para llevar a cabo esta operación, el inversor puede pedir prestado el activo a través de un intermediario (broker) y venderlo en el mercado.

    La estrategia a la baja puede aplicarse a diferentes tipos de activos, como acciones, divisas, materias primas o criptomonedas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta estrategia conlleva riesgos significativos, ya que si el precio del activo sube en lugar de bajar, el inversor puede sufrir pérdidas ilimitadas.

    Es fundamental que los inversores que utilizan esta estrategia tengan un buen conocimiento del mercado y una gestión adecuada del riesgo. Además, es recomendable contar con asesoramiento financiero profesional antes de realizar cualquier operación de venta en corto.

    ¿Cómo se realiza la estrategia a la baja?

    La estrategia a la baja se puede realizar mediante los siguientes pasos:

    1. Análisis del activo: Primero, debes seleccionar el activo financiero en el que deseas aplicar la estrategia a la baja. Puede ser una acción, una divisa, una materia prima u otro instrumento financiero. Realiza un análisis exhaustivo del activo, utilizando herramientas y técnicas de análisis técnico y/o análisis fundamental para evaluar su tendencia y fundamentos.
    2. Identificación de señales bajistas: Busca señales que indiquen una posible disminución del precio del activo en el futuro. Estas señales pueden incluir patrones técnicos, indicadores de sobrecompra, noticias negativas o eventos económicos desfavorables que puedan afectar al activo.
    3. Apertura de la posición: Una vez identificadas las señales bajistas, puedes abrir una posición de venta en corto. Esto implica vender el activo sin poseerlo previamente. Para hacer esto, necesitarás una cuenta de trading con un intermediario (broker) que te permita operar en corto. A través del broker, podrás tomar prestado el activo y venderlo en el mercado.
    4. Gestión del riesgo: Es fundamental establecer niveles de stop-loss y take-profit para limitar las pérdidas y asegurar ganancias en caso de que el precio se mueva en contra de tus expectativas. Estos niveles deben establecerse en función de tu tolerancia al riesgo y el análisis del activo.
    5. Monitoreo y cierre de la posición: A medida que el precio del activo evoluciona, debes monitorear la posición de cerca. Si el precio cae, puedes decidir cerrar la posición recomprando el activo a un precio más bajo y asegurando así una ganancia. Por otro lado, si el precio sube, puede ser necesario cerrar la posición con pérdidas para limitar el riesgo.

    Es importante destacar que la estrategia a la baja conlleva riesgos significativos y requiere experiencia, conocimiento del mercado y gestión adecuada del riesgo. Antes de aplicar esta estrategia, es recomendable obtener asesoramiento financiero profesional y practicar con cuentas demo para adquirir experiencia.

    Un ejemplo:

    Imaginemos que Telefónica tiene una cotización de 19.40 euros, y el futuro de Telefónica con vencimiento en marzo se encuentra a 19.56 euros. En este escenario, el inversor decide comprar cinco contratos de futuros de marzo a un precio de 19.56 euros cada uno. Cabe destacar que cada contrato de futuros de Telefónica representa 102 acciones debido a una excepción que se hizo para que coincida con el tamaño de las opciones sobre acciones, ajustadas tras la ampliación de capital del 5 de enero de 2001.

    Un mes más tarde, el precio de Telefónica ha disminuido a 18.30 euros, y el futuro de marzo también ha bajado de manera paralela, situándose en 18.44 euros. En este punto, el inversor decide cerrar la posición y compra cinco futuros a un precio de 18.44 euros cada uno.

    El beneficio obtenido se calcula de la siguiente manera: (19.56 - 18.44) * 5 * 102 = 571.20 euros. En este caso, el inversor ha obtenido un beneficio de 571.20 euros.

    ¿QUIERES SER UN CAZADOR DE TENDENCIAS EN BOLSA?

    Estrategias de Inversión ha editado el libro Cazadores de Tendencias, un manual para los inversores, donde el lector aprenderá a utilizar los principales indicadores para invertir, tanto fundamentales, tecnicos y macroeconomicos, además de conocer nuestro método para cazar valores en tendencia alcista.

    El libro de 183 páginas, se enviará por correo postal a los suscriptores, tanto nuevos como suscriptores actuales en el momento de la renovación.

    Suscríbete a Estrategias de Inversión y recibe nuestro manual Cazadores de Tendencias en bolsa

    Suscríbase y reciba nuestro manual Cazadores de Tendencias en bolsa y además de tener acceso ilimitado a todos nuestros análisis y herramientas premium para invertir, aprenderá nuestro metodo para seleccionar valores e índices con tendencia alcista en bolsa.

    Términos asociados

    Futuros sobre acciones

    En el mercado español se pueden negociar futuros sobre acciones de BBVA, BSCH, Repsol, Endesa y Teléfonica , la garantia ...

    Leer más
    X
    Volver arriba