}

    Compra técnica

    ¿Qué es la compra técnica?

    La compra técnica es aquella posición que se abre porque se estima que los fundamentos técnicos hacen probable un escenario de subida en las cotizaciones para el corto plazo. La señal de compra técnica se genera por un evento técnico positivo: superación de una directriz bajista, resistencia o línea de oferta y fundamentalmente cuando la curva de precios supera un nivel necesario para completar una figura de continuación o de giro al alza.

    Es un término empleado dentro de los analistas técnicos, que son aquellos que se basan en los gráficos y en las figuras que va realizando la cotización de un activo. Hace referencia a la compra de un valor pensando en que tendrá un movimiento alcista de que se pueden beneficiar en el corto plazo, que a veces se reduce a tan solo unas horas. Es decir, es una forma de denominar una operación ante un previsible escenario alcista.

    ¿Cómo hacerla?

    Lo cierto es que antes de hacer una compra técnica tendremos que tener una formación amplia en análisis técnico. Esto es, saber interpretar los diferentes gráficos y figuras. Entre ellas, se encuentra la sucesión de Fibonacci, que es uno de lo más empleados, pero no el único. Lo cierto es que hay muchas maneras distintas de realizar el análisis técnico y cada uno de los analistas optan por unos gráficos frente a otros. Todo depende del plazo temporal con el que se quiera operar en bolsa, ya que algunos lo hacen en operaciones que duran minutos u horas y otros lo hacen para un par de días o incluso dentro de la misma semana. Pero, lo cierto es que el análisis técnico no se suele aplicar más allá del corto plazo.

    La compra técnica se da cuando, según los distintos análisis que se realicen, el analista estima que es el momento idóneo para ponerse en largo en el valor apostando por una revalorización del activo, que puede darse o no. Ya que, aunque los gráficos suelen ir dibujando parámetros parecidos y así se pueden predecir diferentes movimientos, lo cierto es que también influyen diferentes cosas. Por ejemplo, podemos ver que un valor tiene un buen momento para hacer una compra técnica, pero es posible que una noticia de actualidad influya en los mercados y haga que esa tendencia que parecía alcista se dé la vuelta.

    Así las cosas, la compra técnica se basa únicamente en el dibujo o patrón que esté realizando un determinado valor y no en los fundamentales de la compañía u en otras características. Por ejemplo, es posible que una empresa haya iniciado una tendencia bajista debido a malos resultados empresariales o cualquier otro motivo. Pero, es probable que dentro de su evolución dibuje un patrón que indique es un buen momento de hacer una compra técnica. Entonces, los analistas técnicos aprovecharían ese momento para hacer la compra y venderían en el momento que estimen que el potencial se ha agotado. Como ya hemos dicho, esto puede suceder en cuestión de minutos, de horas o de días.

    Por último, hay quien automatiza estos procesos y establece un nivel de compra técnica previamente. Así, el bróker en el que se opere, si se le ha puesto una orden de compra cuando el valor llegue a un nivel concreto, comprará el valor. De la misma manera, también se puede poner una orden de venta cuando se considere que ya ha subido todo lo que creíamos que podía subir. Así, la operación se haría de manera automática sin que una trader influya en eso, tan solo tiene que establecer las órdenes previamente para que estas se ejecuten y realicen su compra técnica.

    Términos asociados

    Compra acumulativa

    Consideramos compra acumulativa cuando esta se efectúa en niveles de soporte, directriz alcista, línea de demanda, zona ...

    Leer más

    Nivel

    Nivel es el precio indicado para poner en el mercado la orden de compra o de venta una vez que la cotización ha cumplido ...

    Leer más
    X
    Volver arriba