Doble techo
en la categoría de Análisis técnico
Un doble techo está constituido por dos crestas sucesivas establecids al mismo nivel y separadas por un valle. Las implicaciones de una figura de este tipo son bajistas.
Las características distintivas de un doble techo son:
- Las dos crestas sucesivas deben estar a aproximadamente el mismo nivel y suficientemente espaciadas en el tiempo. Como regla general se establece que el tiempo transcurrido entre la formación de las dos crestas debe ser superior a un mes, para considerar que estamos ante una verdadera figura de doble techo.
- La corrección que se produce entre las crestas debe ser suficientemente profunda. Puede establecerse que la variación de precios entre el nivel de las crestas y el del valle que las separa debe ser al menos del 15%
- El volumen durante el avance hacia la segunda cresta debe ser sensiblemente inferior al que se registró durante el avance hacia la primera cresta.
- Este tipo de figuras quedan confirmadas una vez que los precios descienden por debajo del nivel correspondiente al valle entre crestas o techos, y progresan hacia abajo más de un 3%.