Los Warrants son un producto de inversión que sirven para beneficiarse de una serie de ventajas como son la capacidad de apalancamiento, el acceso a una amplia variedad de activos a un coste reducido o la posibilidad de realizar diferentes tipos de estrategias de inversión.

Una de estas posibilidades con Warrants, donde se ve de forma clara las posibilidades del producto, es a la hora de hablar de una posible estrategia de cobertura de una posición en Acciones de mercado americano.

En este caso el inversor puede optar por cubrir la cartera con un Warrant sobre el activo concreto que tiene comprado (imaginemos que se trata de Microsoft o Google), también puede utilizar Warrants sobre el índice NASDAQ (índice en el que cotiza el activo) o finalmente puede optar únicamente por cubrir el riesgo de divisa, eligiendo para ello un Warrants sobre el tipo de cambio EUR/USD.

Centrándonos en esta última opción el inversor debería estar interesado en una cobertura de tipo de cambio debería utilizar como magnitudes para elaborar la cobertura el valor actual de su cartera (expresado en Euros), la paridad del Warrant a utilizar y por último el valor actual de dicho Warrant.


Imaginemos que un inversor tiene en estos momentos una cartera en acciones de Microsoft valorada en 100.000 dólares y que, ante los últimos movimientos de la divisa americana, decide optar por una cobertura de dicho riesgo. El valor actual de la cartera a un tipo de cambio de 1,50 dólares por euro es de 66.666 euros.

Para esta cobertura el inversor elegiría un Warrant CALL de Strike igual al nivel de cobertura, es decir una CALL 1.50 con vencimiento el 19 de Marzo de 2009. Como el resto de los Warrants sobre tipo de cambio EUR/USD la paridad de este Warrant es de 1/10, por ello el número de Warrants a comprar sería 6.666.

El precio actual de este Warrant es de 0,35 euros por lo que la cobertura tendría un coste de 2.333 euros o lo que es lo mismo el 3,5% del valor de la cartera.

Si suponemos que el tipo de cambio se mueve en la dirección esperada, y el dólar se deprecia respecto del euro hasta situarse en la zona de los 1.60 dólares por Euro, la situación a vencimiento sería la siguiente:

1. La cartera de contado pasa a tener un valor en euros de 62.500 euros con lo cual el inversor pierde 4.166 euros, recordemos que el valor inicial era de 66.666 euros.

2. La inversión en Warrants se ha revalorizado al tener un Warrant CALL en cartera y haber pasado el subyacente de 1,50 a 1,60 dólares por Euro, por tanto el importe de liquidación de estos Warrants será de 0,625 euros por Warrant {[(1,6 – 1,5)/ 1.6]/0.1} Al tener el inversor en cartera 6.666 Warrants, recibirá 4.166 euros.

Como resultado de la estrategia el inversor tiene un coste del 3,5% del valor de la cartera pero inmuniza esta cartera frente a posibles variaciones en el tipo de cambio.