Las previstas medidas anti-especulativas  de Obama contra los bancos (alabadas sean, aunque no para los mercados), y los nervios que estamos desatando los P.I.G.S. (Portugal, Ireland, Greece, Spain) en el seno de la UE, han puesto muy nerviosos a los market-makers, que son al fin y al cabo los que han provocado todo este rebote bursátil tan exagerado. Y esos nervios se traducen en desinversión y en desapalancamiento. Así que, o bien vuelven a la carga los especuladores (Goldman, JPMorgan, etc…), para intentar rebañar el último duro a los incautos particulares, o bien hemos comenzado la super-onda bajista C, que a saber hasta dónde nos puede llevar con el tiempo.

En cualquier caso, de momento atengámonos al gráfico.

SP500 diario



Los niveles a vigilar están claros: 1.080-85 por abajo, y 1.110-15 por arriba. Vemos como el SP ha perforado la directriz alcista (marrón) que ha seguido desde el verano pasado, pero se ha frenado muy cerca: en el soporte de 1.080, coincidente con la MM100 (en morado).

Como siempre, distinguimos 3 escenarios, por orden de probabilidad:

a) Azul: de momento se mantendría un lateral entre el 1.080 y el 1.115. Probablemente en las próximas jornadas se retestease la zona de  1.115: ocasión idónea para abrir cortos y/o cerrar largos si se prevee una continuación bajista.

b) Rojo: el actual rebote no sería más que un ‘dead-cat bounce’ (’rebote del gato muerto’), sin fuerza alguna. A lo sumo en la zona de 1.100 se reanudarían las caídas. Siguiente objetivo: 1.040. Si se pierde a cierre semanal el 1.080 quedaría confirmado que se ha iniciado la 3 de C, que es la sub-onda más destructiva (para los alcistas, claro está).

c) Verde: rompería al alza el 1.115 y se iría al 1.130. Recuperaciones similares ya las ha hecho en dos ocasiones anteriores, tal como está señalado en el gráfico; ésta es la esperanza de los alcistas. El 1.130 es el límite razonable para un rebote de la última caida; si se supera, se reanudaría la tendencia alcista a corto plazo. Recordemos que hasta que no se perforen las medias móviles aritmética y exponencial de 200 sesiones (en amarillo), la tendencia a medio plazo sigue siendo alcista.

Muchos pensarán: ¿y por qué no el escenario verde? Al fin y al cabo, los datos macroeconómicos en USA han tocado suelo y empiezan a repuntar. La respuesta es sencilla: no tiene porqué, pues los mercados no siguen directamente a los datos macro, sino que en su comportamiento influyen muchos otros factores, y principalmente la liquidez, la especulación de los market-makers, la confianza, y la aversión al riesgo.Y quizás se ha descontado una recuperación económica mucho más optimista de lo que va a ser en realidad. Un ajuste del 50% del rebote (250 puntos del SP ) sería más que razonable. Esto nos llevaría al entorno del 900 del SP de aquí al verano. La retirada de liquidez y de recompra de deuda hipotecaria que la FED comenzará en Marzo, y las advertencias de Obama a la especulación de los market-makers, probablemente han dado la puntilla al rebote más furioso que jamás han vivido los mercados.