"Ha perdido el atractivo tanto a largo como a corto plazo. En la caída del mes de julio se paró en la zona de 31,4 euros por acción. Sólo recuperaría la tendencia alcista si vuelve a superar la zona de 35,9/36 euros por acción. 


Desde junio del año 2013, la compañía seguía con su tendencia alcista. Ya perdió antes de presentar resultados su canal alcista en el mes de julio de este año y finalmente, con un volumen muy importante de más de 4 millones de títulos, perdió esta zona. 


Se paró en la zona de 31,4 euros, lo que puede ser una buena señal, a pesar de que no se aconsejaría una entrada en el corto plazo. Podríamos esperar a llegar a la zona de los 39,35 euros por acción, donde se encontraría con zona de resistencia. 


El peor de los escenarios sería la pérdida de los mínimos del mes de agosto en los 31,40 euros lo que le llevaría  a la zona de 28,15 euros."