Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird, analiza la situación técnica de Caixabank el día en que se ha dado a conocer la compra del negocio minorista de Barclays España
 
Caixabank. "Centrándonos en los fundamentales de la compañía, tenemos una empresa que ha sido un ejemplo en el sistema financiero español dentro de la grave crisis española. 

El primer paso fue la salida a bolsa de Criteria, para luego dejar Caixabank sin activos tóxicos. Sin embargo, la crisis de deuda volvió la cotización a mínimos. 

Si observamos el gráfico podemos ver claramente este proceso. Realizó un doble proceso bajista. Hoy Caixabank cotiza nuevamente en la resistencia y el periodo de consolidación entorno a los 4,5 euros refleja claramente la predisposición de los minoritarios a soltar lastre. 

La consolidación del precio se manifiesta en la pérdida de la directriz alcista y en una fuerza relativa positiva respecto al Ibex 35 que se deteriora. No lo considero preocupante. Si superase los 4,8 por acción esperaríamos a un break out sobre dicho nivel para poder comprar. Otra opción sería comprar en la base del rectángulo y el stop lo podríamos ajustar a los 4 euros dentro de una operativa direccional."


Alertas de cambio de ciclo de Caixabank