La acción no consigue consolidar el rebote y vuelve a mínimos anuales sin que el volumen de contratación sea capaz de repuntar. Un escenario de alzas sostenidas queda lejos y por debajo de 7,257 / 7,160 la tendencia bajista sería incuestionable en todos los marcos temporales.

Telefónica obtiene un 3,0 sobre un máximo de 10 puntos disponibles con los filtros técnicos cuantitativos de la zona premium. Una puntuación total compatible con una fase de rebote dentro de una tendencia bajista primaria.  

Filtros cuantitativos zona premium en Telefónica a cierre del 23 de JUL18

Indicadores cuantitativos Telefónica

Desde un punto de vista gráfico o chartista, el rebote se está desinflando con rapidez. El impulso bajista que parte de 7,792, máximo del mes actual, continúa su curso y los osciladores de precio vuelven a activar señales de venta (ver MACD en tercera ventana del gráfico inferior). De esta manera, el precio recupera momento negativo y la serie de precios conserva su estructura bajista de fondo: las medias móviles simples de 40 y 200 sesiones se mantienen cruzadas a la baja con pendiente negativa y los máximos / mínimos significativos son decrecientes.

Telefónica en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación

Análisis gráfico de Telefónica

Por otro lado, pese a las caídas acumuladas que aproximan al precio a la zona de mínimos anuales, el volumen de contratación no termina por repuntar, señalando que existe falta de interés en la acción.

En estas condiciones si el precio no consigue girarse al alza y pierde la zona de mínimos anuales, 7,257 / 7,160, la tendencia bajista sería incuestionable en todos los marcos temporales: las divergencias alcistas en osciladores se desactivarían y quedaría sin apoyo significativo hasta la zona de mínimos del ejercicio 2016.

Por la parte superior, para aspirar a algo más que un rebote y trabajar con un escenario de alzas sostenidas tendríamos que asistir a una ruptura de la zona comprendida entre la media móvil simple de 200 sesiones y la directriz bajista que parte de máximos del ejercicio 2017. Unos niveles que se encuentran muy alejados.