Las bolsas europeas están con ligeras bajadas a estas horas, en un día muerto completamente, como ha sido toda la semana ante la exigencia de los operadores, de que no tienen ganas de comprar más mientras las expectativas sobre las medidas de Trump, se conviertan en realidad.



 
Además, hoy se publica el dato de empleo, y es una cifra que suele dar volatilidad, motivo por el cual los operadores prefieren no complicarse mucho la vida.
 
Parece bastante difícil que en esa cifra de empleo de hoy salga algo que pueda cambiar radicalmente las circunstancias de mercado. En las bolsas lo veo como una posibilidad remota. Y en los bonos francamente también, salvo que saliera un dato horrendo por la parte baja.
 
Pero donde sí que puede haber movimiento es en las divisas. Y es que el dólar está usando cualquier excusa para tener movimientos importantes, dado que está en una fase correctiva tras tanta medida. El dato de empleo les puede venir muy bien para usarlo como excusa para cualquier cosa, para profundizar la corrección o para darla por terminada. Y esto lo tendrán pensado ya, y salga lo que salga lo justificarán.
 
Las opciones no descuentan una especial violencia, tras el dato de empleo. En concreto 94 puntos de movimiento, que parece mucho, pero queda algo por debajo de lo habitual en estos casos.
 
En valores sueltos llama la atención Sanofi, que pierde casi el 3% y es el peor del CAC francés tras una sentencia desfavorable en EEUU. Las productoras de oro, tienen un mal día, ante la renovada debilidad del oro.
 
Destaca en cuanto a la alzas, Fiat Chrysler con ganancias de casi el 5% tras mejora de recomendación de Goldman y también de Evercore.
 
En divisas ojo a la subida del yuan. Tras muchos, muchos días de caídas, el banco central de china ha decidido ponerse las pilas e intervenir. El alza de hoy no es pequeña precisamente, es la mayor en un día desde 2005.
 
El petróleo remonta posiciones poco a poco, al ver que hay indicios de que sí se está cumpliendo el acuerdo de bajada de la producción de la OPEP, con subidas de precios de Aramco, a sus clientes, y con declaraciones, por ejemplo de Kuwait diciendo que van a bajar producción más de lo que han pactado, al menos eso dicen.
 
En EEUU hay que destacar el buen día que tuvo ayer Amazon, que fue clave en la mayor resistencia del Nasdaq. Los motivos son retorcidos. Se desplomó Macy’s nada menos que el 1,39%, se desplomó otra gran cadena comercial Kohl el 19%, los dos por malas cifras financieras. Muchas otras cadenas físicas se desplomaron, así que el dinero se dirigió a quien se beneficia, a quien vende, pero on line, que en parte es “culpable” de todo esto…Amazon…
 
En fin que el trading, nunca es algo seguro… y crea su tensión… tanto que hace ya bastantes años, se creó lo que se llama el Ulcer Index. Sus autores dicen que este índice mide el grado de estrés que usted puede esperar en el activo en que está metido, es decir que grado de insomnio y úlceras puede llegar a tener…J
 
Bueno realmente, lo que indica el índice es cuál es el drawdown que puede usted esperar.
 
Lo crearon porque por ejemplo vean este gráfico:


 http://www.estrategiasdeinversion.com/adjuntos/s4(74).jpg
Los tres fondos ganan lo mismo y tienen la misma desviación estándar, pero claro…con el C…las úlceras y el insomnio, hubieran ido a tope…J
 
Lo construyeron Peter Martin y Byron McCann  en su trabajo The Investors Guide to Fidelity Funds a finales de los años 80.
 
El Visual Chart por ejemplo lo tiene. Vean este enlace:
 
http://www.visualchart.com/particulares/gratuitos/estrategias/indicadores/ayuda/?id=1145
 
Vamos refrescarnos, en este mercado tan difícil y que tantos análisis requiere, con una curiosidad un tanto rara de las bolsas. Esto es trivial, y no sirve para nada, pero sólo quiero que descansemos la mente con cosas extrañas del mercado.


El informe es un estudio de los profesores David Hirshleifer, de la Universidad Estatal de Ohio, y Tyler Shumway, de la Universidad de Michigan, titulado “Good Day Sunshine: Stock Returns and the Weather “ y del que se obtienen conclusiones sorprendentes.

Lo pueden encontrar al completo en este enlace:


https://fisher.osu.edu/blogs/efa2011/files/BEH_1_3.pdf

El estudio es muy denso y difícil de entender, personalmente no me enteré de la mitad de las fórmulas, por no decir de ninguna, pero las conclusiones son evidentes. Además, al investigar por Internet veo que el estudio es un clásico y que matemáticamente demuestra algo tan increíble como que los días de mucho sol el mercado sube de media y a largo plazo muchísimo más que los días nublados. Las correlaciones tras aplicar mil métodos estadísticos son irrefutables.

Todo parece venir de algo psicológicamente enraizado con el ser humano, el tener mejor humor en los buenos días que en los malos. Los autores han probado la relación en 26 bolsas, entre ellas las de Madrid, y en 18 de las mismas queda claro que donde esté un buen día de sol para las bolsas no hay nada. Vean estas cifras que destacan por ejemplo el profesor Mangot de París en su análisis del estudio:

1- Si tomamos sólo los días con más sol y comparamos con días extremadamente nublados, es decir, de un extremo a otro, despreciando los días dudosos, tenemos que Wall Street, atención, sube casi el 25% los días de sol de media y sube poco más del 8,5% los días nublados y todo esto en 15 años, que parece una muestra bastante amplia.

2- En Sydney la diferencia es aún mayor ¡32 puntos porcentuales a favor de los días de sol!

3- En Londres 22,1 puntos porcentuales a favor de los días de sol.

4- En París 19,7 puntos porcentuales a favor de los días de sol.

5- No hay correlación entre días de niebla, lluvia o nieve, solo funciona si hace sol o si está nublado.

A mí me ha dejado estupefacto esta estadística, sobre todo por una cosa. Aquí no hay efecto contagio de unas bolsas a otras, pues un día de sol en Londres puede corresponder a otro nublado en Australia, o ni fu ni fa en París. Cada uno tiene su propio clima y no tienen por qué suceder a la vez.

Esto no quiere decir que cada día que haga sol, haya que salir corriendo a comprar y al revés, pero sí nos da detalle, una vez más, de cómo las bolsas no sólo funcionan como cabría esperar por fundamentales ni rudimentos económicos, funcionan también en una muy gran medida como reflejo de nuestro espíritu humano de nuestras filias y de nuestras fobias. En cualquier caso no deja de ser un dato divertido al cual no hay que darle mayor importancia.