Los valores tecnológicos lideran la subida de los índices, están experimentando un pánico comprador, y no parece que vaya a concluir a corto plazo, a pesar de la enorme divergencia entre la marca de los índices y las líneas de "avance/descenso".

La subida experimentada por el NASDAQ 100 y el S&P 500 el viernes pasado se debió en gran medida a la subida de Apple.

La capitalización de mercado de Apple representa en estos momentos el 98% de la del Russell 2000. Apple es tan valiosa como todas las pequeñas empresas que cotizan en el Russell 2000.

La tendencia alcista del S&P 500 y del NASDAQ 100 continúa siendo liderada por unos pocos valores del sector de la tecnología. Este hecho es lo que provoca la enorme divergencia existente entre el comportamiento de ambos índices y las líneas de “avance/descenso”

Sólo el 1,3% de las 3.068 acciones que cotizan en el NYSE lograron un nuevo máximo de 52 semanas el viernes pasado justo cuando el S&P 500 cerró por encima de 3.500.

En el Nasdaq, sólo el 2,4% de las 3.450 acciones negociadas consiguieron el pasdo viernes un nuevo máximo de 52 semanas.

Llama la atención el hecho de que el VIX se mantenga por encima de 20 cuando el S&P 500 sigue marcando nuevos máximos. Este hecho es infrecuente y cuando se ha dado las bolsas terminaron por reaccionar a la baja.

Gráfico diario del VIX

Parece como si en el momento actual, a juzgar por el volumen de compras de opciones call, que los particulares están acumulando posiciones largas en el NASDAQ. La confianza de los inversores en la continuación de la subida dispara el riesgo de que se produzca una caída brusca aunque de corta duración.

Si nos fijamos en el gráfico del S&P 500, observamos que existe una zona de soporte en 3.465-3.445, tal y como hemos representado en el gráfico de 2h del S&P 500 que se recoge a continuacion. La perforación de esta zona nos avisaría del inicio de una fase correctiva significativa.

Gráfico de 2h del S&P 500

El IBEX sigue atrapado en un gran movimiento lateral.

La primera resistencia se encuentra en la zona de los 7.300, tal y como hemos representado en el gráfico diario del IBEX que se recoge a continuación.

Gráfico diario del IBEX

Una de las razones que explica la fuerza alcista de valores como Apple, Microsoft y Amazon es que el FED continuará en el futuro con una política monetaria expansiva con tipos de interés cerca de cero. Se trata de valores que obtienen unos ingresos estables y que,por lo tanto, su cotzación depende fundamentalmente de los tipos de interés.

Mientras no se disparen las presiones inflacionistas, seguirán subiendo.

Ahora bien, el día en que el FED comience a normalizar los tipos de interés (si es que algún día lo consigue) carán más que el resto.

Los cambios anunciados la semana pasada por Powell  hacen muy probable que la política monetaria expansiva se prolongue más en el tiempo.

El FED  buscará una inflación media del 2%. Si la inflación real no alcanzase ese objetivo, el FED intentaría lograr una inflación ligeramente más alta. Ahora bien, desconocemos cómo puede lograr el FED que la inflación se mantenga en torno al 2% de manera consistente.

El comportamiento de la inflación se ve influido por diversos factores que están fuerza del control del FED.