El petróleo, y concretamente el barril de Brent, sigue instalado en la zona de los 98 dólares. Hace escasos meses estaba por encima de los 110 dólares, pero la caída de la demanda ha provocado que el precio haya descendido considerablemente. Además, la Agencia Internacional de Energía redujo su pronóstico de la demanda de petróleo por tercer mes consecutivo. (Jim Cramer: No entrar en la OPV de Alibaba y mirar esta acción)


En este sentido, Chad Morganlander, gerente de y asesor de Stifel, coincide en una
entrevista realizada en Talking Numbers en que el petróleo seguirá con “su tendencia a la baja” en los próximos meses, haciendo referencia “las pobres perspectivas económicas y un dólar fuerte”. (Faber: Espero perder sólo un 50% cuando el mercado colapse)

Pero para Morganlander, el derrumbe de crudo está es una señal de alerta y de mal augurio para el conjunto del mundo. "Hay una desaceleración del crecimiento que se produce en el extranjero, así como en los mercados emergentes", dice. "Seguimos viendo esta desaceleración al entrar en 2015", considera.
Curso on.line de Estrategias de Inversión

Este experto pronosticó un crecimiento global del 3% en el segundo semestre y un 2,75% en el 2015. Por tanto, alerta que esa desaceleración del crecimiento podría provocar consecuencias en materias primeras en los próximos meses, como es el caso del petróleo. (Morgan Stanley: Ideas para rentabilizar la fortaleza del dólar)

Posible evolución del petróleo


Por otro lado, en cuanto a las listas de éxitos del petróleo, Todd Gordon de TradingAnalysis.com asegura que la correlación entre el precio del petróleo y el estado de la economía ya no es válido.

Cubriendo un gráfico del S&P 500, de las acciones de energía y del precio del crudo, Gordon señala que los tres se habían movido en la misma línea hasta el verano de 2013, mientras que “de repente el petróleo descendió”. Así pues, indica que podría llegar a cotizar en el rango de 89 dólares en el largo plazo.