Jorge del Canto, analista independiente, observa el gráfico del Ibex 35 desde 2001 y comenta que “desde los 12.239 puntos desarrolló un retroceso hasta los 8.560-8.570 puntos. A este movimiento le siguió un rebote que se ha detenido en dos zonas. En este momento comienza a aparecer un movimiento lateral entre los 10.800-10.900 que es donde se encuentra su resistencia, mientras que por debajo, el soporte lo tendría en los 9.770-9.800 puntos”. “En dicho rebote, los mínimos sí son ascendentes, pero los máximos no, la directriz alcista se mantiene vigente, con una alerta de que pudiera haber finalizado, pero vigente”, destaca.
 “En el corto plazo, ha retrocedido el 32% del rebote que tuvo en agosto hasta llegar a los 10.470 puntos y lo normal es que haya descensos adicionales, aunque es probable que antes de descender vaya a buscar los 10.535 puntos e incluso los 10.650”. Entre estas zonas, el experto aconseja sólo operar intradía, al igual que entre sus soportes en los 10.470 y 10.400. En caso de superar la resistencia, del Canto considera factible “volver a atacar los 10.900 y, tal vez, reestructurar todo el movimiento alcista”.