Jornada la de ayer de subidas históricas en el mercado europeo, tras la noticia del ‘bail-out’ europeo. Luego analizaremos sus consecuencias, pues ya tenemos un precedente, el TARP americano de hace más de un año. La noticia provocó un cierre masivo de posiciones cortas, así que la subida estuvo alimentada principalmente por un ’short-squeeze’, hecho que queda demostrado porque el volumen de la subida fue bastante inferior al de las dos jornadas previas de bajadas. A pesar de una bajada ayer del 30% en el VIX, la volatilidad sigue cercana a 30, así que los movimientos amplios continuarán unos días más.

Hagamos memoria: el TARP americano del 2009 consistía básicamente en una inyección de liquidez (dólares) en el mercado y en la recompra de deuda propia. Lo primero fue  alcista para los activos de riesgo, y lo segundo fue bajista para el dólar. Y el efecto continuó hasta que la liquidez se agotó y la FED terminó su programa de recompra de deuda.

Lo que decidieron nuestros gobiernos el pasado domingo es una copia calcada de las medidas que en su momento tomó la FED, pero hay una ‘pequeña’ diferencia: la FED utilizó simplemente su ‘maquina de billetes‘ para implementar las medidas, porque no necesitaba más, ya que su deuda y el dolar son considerados el valor con menos riesgo del planeta (…con permiso del oro…). Pero Europa no tiene ese privilegio, y más aún tras las desuniones e incertidumbres de las últimas semanas. Así que el bail-out europeo va a ser financiado básicamente con dólares americanos, a través de las líneas swap en dólares anunciadas el domingo entre el BCE y la FED .  Aquí está la ‘pequeña’ diferencia entre el bail-out europeo y americano: el actual inyecta liquidez en Europa drenándola de USA… ¿ le gustará esto a los mercados? Quizás no. En cualquier caso:

1) La medida supone una nueva oleada de liquidez a nivel global en los mercados, y esto será positivo para los activos de riesgo.

2) La presión bajista sobre el euro se recrudecerá: las medidas de recompra de deuda de los gobiernos europeos y la diferencia de coyuntura económica entre USA y Europa son factores devaluatorios para el euro.

En definitiva, lo mismo de siempre, resumido en el clásico refrán español: pan para hoy, hambre para mañana. Los desequilibrios económico-financieros siguen creciendo, la deuda se dispara, las medidas para paliar el déficit en Europa crearán conflictividad social y política… los gobiernos siguen poniendo parches a la burbuja, intentando que los ciudadanos olviden que tarde o temprano explotará... esperemos por el bien de todos que tan solo se vaya desinflando poco a poco y no explote. Con las Bolsas, a medio plazo, ocurrirá lo mismo.

Pero vayamos con nuestro Eurostoxx y los posibles escenarios a corto plazo.

Eurostoxx diario



Hemos querido mostrar hoy la perspectiva desde que comenzo el rally de Marzo de 2009. El gráfico no parece muy alcista a medio-largo plazo, ¿verdad? Centrándonos en el corto plazo, hay dos zonas a vigilar: la de 2.720-2.800 por arriba y la de 2.550-2.600 por abajo. Hoy los futuros y el euro abrirán con presión bajista, así que no sería de extrañar una visita al 2.600, equivalente +/- al 1.140 del mini-SP. Según el escenario azul, que consideramos más probable, en dicha zona sería previsible un rebote (recordemos que las medidas del domingo suponen una gran inyección de liquidez a los mercados), así que tampoco descartemos el segundo escenario verde, es decir, que el jueves se hubiera completado una corrección A-B-C.

El escenario rojo supondría un retesteo de los mínimos del jueves, que de aguantar, formaría un doble suelo que daría más credibilidad a posibles alzas de aquí al verano. Quizás éste (retesteo del 2.400 y rebote consistente y duradero) fuera nuestro escenario preferido, por ser el mejor aprovechable para el trading.