BBVA reduce su beneficio. La entidad que preside Francisco González ha visto reducir sus resultados en un 9,7%, hasta ganar 2.527 millones de euros, después de haber dotado una provisión genérica por insolvencias de 250 millones de euros, en contraste con lo ocurrido en el primer semestre un año antes, cuando no se realizaron provisiones.