Más de un 95% de los crimeos han votado por abandonar Ucrania y unirse a Rusia. Todas las opciones están abiertas pero, ¿por qué activos decantarnos?
No ha habido sorpresas en el referéndum celebrado el pasado domingo en Crimea. Los resultados son claros, casi por unanimidad los crimeos han decidido optar por separarse de Ucrania y ya han afirmado que van a solicitar la anexión a Rusia.

Los rusos ya han modificado su constitución para permitir esta unión, aunque todavía no se sabe si esta anexión va a ser inmediata, o no. A finales de la pasada semana los expertos de JP Morgan afirman que tras el referéndum se planteaban varias opciones.

1)Que Crimea forme un estado independiente, sin que nadie más que Rusia lo reconozca
2) Anexionar Crimea a Rusia, que provocaría una reacción internacional más fuerte
3) Redefinir un nuevo status para Crimea y dejándola en una especia de “limbo” que dejen las opciones abiertas.

(Ver: Escenarios ante la crisis de Crimea)

Sin embargo Vladimir Putin ha convocado de forma extraordinaria la Duma y todo el mundo supone que esta reunión estará relacionada con la situación en Crimea. Los expertos de Merrill Lynch consideran que aunque Rusia tratara de hacerse con este territorio estratégico, no está tan claro que la decisión de anexionar esta región vaya a ser inmediata.

Mientras tanto la maquinaria diplomática a un lado y otro del Atlántico sigue trabajando. Por el momento, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden estará mañana en la zona, en Polonia. Ningún país no alineado a la zona rusa ha reconocido el resultado de este referéndum.

Lo que nos queda ahora es ver la vía diplomática que tomará el asunto y comprobar el nivel de sanciones que ya se han anunciado para Rusia desde Europa y Estados Unidos.

Los expertos que cita Merrill Lynch no esperan ninguna sanción seria contra el país que preside Vladimir Putin. Hay que recordar la dependencia de los europeos del gas de Rusia, ya que el país suministra un 30% de todas sus necesidades anuales.

No sólo eso. Los economistas de la entidad apuntan que “no se trata sólo de energía, sino que hay muchos lazos financieros y exportaciones entre las dos zonas”. Es más, apuntan que “en la actualidad la recuperación europea es tan frágil que es más importante mantenerla que fefender la ‘histórica y legalmente ambigua’ integridad de Ucrania”.

Dejando a un lado el aspecto estratégico y la soberanía ucraniana, los expertos del banco creen que la separación de “Crimea tendrá sólo un impacto limitado en la economía del país”.

Recomendaciones para los inversores

En la firma no creen que las tensiones puedan escalar mucho más. Así que apuestan como una buena opción invertir en posiciones cortas PLN/RUB (Zloty polaco-rublo). Los expertos creen que si equivocan su análisis y la situación empeora, Polonia podría verse envuelta en este conflicto.

plnrub


Los economistas del banco creen que mientras que el Banco Central Polaco se mantendrá al margen, su homólogo ruso se empleará a fondo para defender el rublo en un movimiento dirigido a “mantener la estabilidad política y financiera y a controlar la inflación”.

Ellos tienen un objetivo en este par de 11,45 desde el 12 actual con un stop loss de 12,30.

Consideran que el rublo está barato con respect al Zloty –al par le otorgan un precio objetivo de 11,5-. Creen también que la moneda rusa ha caído mucho en poco tiempo y que no es descartable un pull-back.

rublo


Los analistas aclaran que se trata de una posición estratégica debido al momento actual ya que en el largo plazo son pesimistas con respecto al rublo y a la deuda rusa.