Si el Tesoro de los EEUU considera que las autoridades chinas no están manipulando la cotización del yuan es que la economía de China está más débil de lo previsto.

 

La economía de China se tiene que estar desacelerando a un ritmo mayor que el esperado. En mi opinión, es probable que esté creciendo a tasas del 5%, lejos del 6,5% oficial.

Es probable que estemos a punto de conocer una cascada de malas noticias procedentes de China.

La situación debe ser preocupante porque el Tesoro de los EEUU está permitiendo que el yuan se deprecie frente al dólar. Pero hay más, para despistarnos las autoridades chinas han cambiando la forma de calcular el agregado de financiación de su economía.

La debilidad de China y del resto de los emergentes perjudica notablemente a las empresas europeas.

Ahora bien, el dato más fiable es el gráfico de los índices bursátiles.

En el gráfico diario que recogemos a continuación se observa la perforación del soporte de la zona 2.642 y lo ha hecho con hueco. Este comportamiento es muy bajista.

 

Gráfico diario del Shanghai Composite

 

Si nos fijamos ahora en el gráfico del "dólar/yuan", podemos observar que se encuentra justo debajo de una importante resistencia: la zona de 7.

7 es la línea roja que está defendiendo el banco central de China.

La superación de este nivel sería una señal claramente bajista para el yuan y probablemente se desatarían todas las alarmas. Es probable que a corto plazo el banco central de China frenará la depreciación del yuan, pero es probable que en el primer trimestre de 2019 esa resistencia sea superada.

El yuan se está depreciando con fuerza frente al oro.

 

Gráfico diario de la relación "dólar/yuan"