Alberto Roldán, director de Análisis de Inverseguros, recomienda tener mucho cuidado por las nuevas OPVs que harán su aparición estelar en los próximos meses.

En declaraciones a Radio Intereconomía, Alberto Roldán no quiere ni oir hablar de bancos dentro de la cartera. 'En momentos de fragilidad de mercados, valores como los bancos van a tener un comportamiento bastante inestable. En general, los bancos siguen diciendo muy poco, la oportunidad de negocio en términos de valoración es muy escasa.' En concreto y sobre BBVA, Roldán considera que 'la sostenibilidad del dividendo está puesta en tela de juicio. No tendría bancos en cartera, no creo que BBVA tenga argumentos más interesantes que cualquier otro banco.'

Un actor que aún no ha aparecido pero que es la más renombrada de las nuevas entidades es Bankia. Alberto Roldán recomienda 'mucho cuidado con lo que se publica en prensa. Mucha cautela. Cuál va a ser el argumento fundamental de Bankia, si el banco sigue vendiendo que saldrá con un 30% de descuento, si se arriesgan y se van más hacia descuentos del 40-50%, la garantía del éxito sería mucho mayor. Es que vivimos momentos en los que el mercado se ha vuelto mucho más exigente. No es el 30%, es que el Popular está cotizando casi con un descuento del 40%, va a ser un poco el termómetro que va a utilizar el inversor.'

Valores tecnológicos como Alcatel Lucent -que está cayendo en este momento en Bolsa- no son una buena opción para entrar. Según Roldán 'las tecnológicas han perdido bastante momentum. La tesis actual es que el posicionamiento global es hacia un crecimiento más débil de economías maduras y más de deflación que de inflación. Alcatel ha subido al calor de eso calentamiento global y si eso se invierte, la cuenta es muy sencilla. Las tecnológicas van a aportar sensibilidad a las carteras y no creo que sea momento de tenerlas.'

Y terminando por un valor más pequeño, Zeltia, Roldán asegura que le 'cuesta entender' a esta compañía porque 'para empezar no tiene fundamentales que mirar. Es una compañía de constantes idas y vueltas muchas veces por una rumorología que no entendemos.'