El incremento de la rentabilidad para esta oferta de productos se enmarca dentro del plan lanzado por el banco en 2007, que le permitirá posicionarse como una de las entidades de referencia de la banca 'online' en nuestro país. En línea con el resto de productos del banco, estos depósitos carecen de comisión y los clientes de los fondos de tres y doce meses pueden disponer de su dinero con total libertad, recibiendo el 50% de los intereses generados hasta el momento de la cancelación. Los depósitos a uno y tres meses exigen un mínimo de 600 euros hasta un máximo de 10.000.000 euros, mientras que el fondo a 12 meses se sitúa en la orquilla desde los 3.000 euros hasta el millón de euros.