Seguimos arrastrando la reacción a los acontecimientos de semanas anteriores, cotizando la posible compra de deuda del BCE y con el tramo corto de la curva española que continúa descendiendo. Son buenas noticias para España porque se abaratan los costes de financiación.
En cuanto a las declaraciones de Bernanke, esperamos un mes de agosto tranquilo “porque hay pocas referencias. La próxima semana comienza a haber algún dato más en USA pero esperamos un discurso positivo y pocas novedades. Puede ocurrir como ayer en que ni siquiera haga referencia a la política monetaria”, explica en Radio Intereconomia.

Esta semana será bastante aburrida, hay que seguir la prima de riesgo “sobre todo el 10 años porque si se sigue manteniendo por encima de los 500 puntos básicos debe mantener una situación de cautela”.  La rebaja de rentabilidad en la parte corta de la curva española responde a la expectativa de algún tipo de solicitud de respaldo a la Unión Europea, lo que se traduciría en alguna intervención del BCE y permitirá relajar el coste de financiación.

Precio de las materias primas, como el petróleo, está en niveles muy altos. Pero en cuanto se diluye el temor a una doble recesión en la Eurozona, las materias primas recuperan algo de su nivel. “Es algo que tenemos que tener presente pues tal y cómo está el consumo en nuestro país, la subida en los precios de la gasolina no ayudarán nada”.