El escenario actual de tipos de interés bajos es el handicap al que se enfrentan los bancos españoles, lo que daña la rentabilidad del sector. Mientras el BCE prosiga con el QE (quantitative easing), los tipos cortos de la curva seguirán muy bajos pero la curva está aumentando su pendiente, gracias al repunte de los largos (al aumentar la inflación y expectativas de crecimiento económico). Por ello, creemos que el margen de intereses del sector ha tocado suelo. Por otro lado, dada la inflación existente en el real estate (inmobiliario) creemos veremos sorpresas positivas a nivel de provisiones. Por ello, seguimos positivos en el sector bancario. Apostamos por aquellas entidades que más se beneficien por el repunte del Euribor.

Por valores, seguimos positivos en los stocks domésticos y en el Banco Santander.

En concreto, Caixabank, cotizando a 15,2x beneficios estimados para 2017, 1.1x valor en libros, una retribución por dividendo superior al 4% y un RoE estimado del 8% es de nuestros valores preferidos en bolsa española. Nos gusta su carácter doméstico y, por tanto, uno de sus drivers será la recuperación macro española y reducción de provisiones. Por otro lado, puede beneficiarse de su participación en Repsol debido a que prevemos continuidad en la fortaleza del precio del petróleo derivado de la caida en el USD.

También doméstico, Liberbank, posible objeto de OPA, cotiza a 15x beneficios y 0,5x valor en libros. Tiene un RoE del 4% y un crecimiento sostenible, según nuestro modelo, del 3,5%. Es de los bancos más sensibles a la subida del Euribor y la sorpresa vendrá de la mano de las provisiones. Tiene saneados niveles de cobertura.

Por otro lado, Santander, la recomendábamos en febrero y el comportamiento ha sido muy positivo. Cotiza a 13,3x PER para el BPA estimado para 2017, cotiza a 1x valor de la acción según balance con un RoE del 7,5%. Estamos muy optimistas para Brasil en su recuperación macro derivado de las bajadas de tipos.

Si desea usted ver nuestro especial dedicado al sector bancario