Menudo susto se ha llevado Sacyr al ver desplomarse el precio del petróleo pues, el torrente bajista de marea negra arrastra a su participada Repsol y, con ello, a la propia constructora. La razón es, como siempre, por la deuda. Recordemos que Sacyr posee actualmente un 9,23% de Repsol, adherida a esta participación posee una deuda de 2.276