La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomendó hoy a los usuarios que acudan a su banco o caja de ahorros para renegociar las condiciones de su hipoteca mediante una novación, operación que está supeditada a la aceptación de la entidad y tiene costes reducidos, o que se planteen una subrogación, ya que beneficiarse de las bajadas del Euríbor puede suponer un ahorro de 200 euros mensuales. Ocu subrayó que los consumidores que tuvieron que revisar su hipoteca en los meses de noviembre y diciembre de 2008 apenas se van a beneficiar de las bajadas de tipos aprobadas recientemente. 
Ello se debe, entre otras cosas, a la excesiva lentitud en la bajada del Euribor y a las formalidades ligadas al proceso de revisión de las hipotecas, que han impedido a muchos consumidores beneficiarse de las sucesivas bajadas de tipos del Banco Central Europeo, iniciadas en octubre de 2008. La última revisión, acordada ayer por el organismo, situó el precio del dinero en el 2%.

Pese a ello, el anticipo en la publicación del Euríbor a principios de mes beneficiará a aquellos que revisen sus hipotecas a partir de ahora.

Si la entidad no accede a la novación, el consumidor puede optar por la subrogación del crédito, acudiendo a otro banco que le ofrezca mejores condiciones. De esta manera, si su banco actual decide igualar la oferta, firmará una novación con el Euribor actual y, en caso contrario, firmará una subrogación con la nueva entidad, también con el Euribor actual.

Ocu señaló que, a pesar de los mayores costes que implica una subrogación, la diferencia entre el Euríbor de octubre y el del mes de enero de este año, puede justificar el cambio de hipoteca.

En este sentido, la Ocu indicó que, por ejemplo, a un consumidor cuya hipoteca se revisara entre el 21 de noviembre de 2008 y el 17 de diciembre de 2008, se le aplicó el Euribor oficial correspondiente al mes de octubre de 2008 (el 5,248). Para una hipoteca media de 135.202 euros a 22 años (datos del INE correspondientes a octubre de 2007 publicados el 7 de enero) que se revisara al Euribor con un diferencial de 0,5, la revisión supuso pagar una cuota de 903,51 euros.

Frente a ello, un consumidor que revisara su hipoteca a partir del 3 de enero de 2009 para una hipoteca con las mismas características, pagaría una cuota de 767,41 euros. En el caso de que esta hipoteca en febrero, tomando como referencia el Euribor de enero, que previsiblemente acabará entorno al 2,5% para el mismo crédito, la cuota seria de 700,21 euros, es decir, una diferencia de 200 euros.