En la actual coyuntura se debe mantener la prudencia con valores líderes como el sector financiero, las eléctricas, telefonía o el sector seguros. Y esto manteniendo siempre una posición de liquidez alta que permita aprovechar las caídas.
Momentos de tranquilidad en que los inversores institucionales están cerrando su política inversora para el presente mes atendiendo a factores geopolíticos como la tensión en Oriente Medio, que los inversores empiezan a dejar de lado porque creen que se resolverá de forma más o menos satisfactoria para el mercado, y hoy muy pendientes del BCE que subirá tipos. No obstante, lo que más atención acaparará será el mensaje que esta institución lance tras su reunión puesto que puede ser tranquilizador y dirigido hacia el control de la inflación, o bien más duro con lo que puede incrementarse la volatilidad dándose la salida de inversores de corto plazo.