Prosegur y Cie Automotive han sido dos de las compañías que recientemente han sacado sus filiales a cotizar. Lanzamos una mirada a cómo lo han hecho ellas mismas en bolsa en el largo y corto plazo y llaman la atención la multitud de similitudes.

El viernes Prosegur celebró la salida a bolsa de su filial de logística de efectivo, Prosegur Cash y, hace casi un año Cie Automotive hizo lo mismo con Dominion. Estas OPVs les proporcionaron liquidez para expandir sus negocios y, además, también alimentaron el apetito que había en bolsa por las mismas matrices.

Además, Cie Automotive y Prosegur comparten más coincidencias, pues ambos valores presentan una clara tendencia alcista de largo plazo y han alcanzado sus máximos históricos recientemente. La fabricante de autopartes los marcó en el mes de enero en los 18,63 euros, y Prosegur los logró en octubre en 6,64 euros.
 
Si hablamos de revalorización, las similitudes continúan, pues en los últimos doce meses las cotizaciones han corrido bastante parejas, proporcionando a los inversores rentabilidades del 10% en el caso de Prosegur, y del 16,5% en el caso de Cie. De hecho, en lo que va de ejercicio la diferencia de rentabilidad es similar: Prosegur cae en torno a un 7% y Cie pierde casi un 4%.


 

Si ampliamos nuestro campo temporal de observación a la última década, vemos que Cie Automotive ha más que duplicado su precio, pues se ha revalorizado un 110,25%, mientras que Prosegur ha subido un 93%.