“El pesimismo en las bolsas que se acelera conforme avanza la sesión motivado por algún elemento nuevo del puzzle macro, como Portugal”.

“La creciente inestabilidad política en Portugal por el posible desmoronamiento del gobierno de Passos Coelho está añadiendo incertidumbre al mercado. Además, unas nuevas elecciones adelantadas traerían ruido para los países periféricos. Así pues, el bono a 10 años luso ya se ha ido por encima del 7%”.

“Otro factor de incertidumbre son los datos de China, que no sorprenden, pero confirman la debilidad del crecimiento del país. Esto nos deja un escenario en el que es mejor guardar la ropa que tomar posiciones agresivas”.

No obstante, sí hay otras oportunidades menos agresivas como “seguir largos en el dólar frente al euro. Además, podríamos fijar niveles de entrada en índices como los 1.590 puntos en el S&P 500 o buscar niveles del Ibex 35 por debajo de los 7.700 puntos”.


Declaraciones a Radio Intereconomía