Estamos ante una semana de subastas por parte del Tesoro español y cuando esto ocurre “se suelen tensar los diferenciales de la deuda, lo que ocurrirá esta semana también”, reconoce Ángel de Benito, gestor de carteras de Banif.
Este experto reconoce que no hay mucha diferencia entre España e Italia “y aquí el problema es la receta. Los americanos han tomado una receta, que es crecer y luego atender al déficit mientras que aquí, Alemania exige lo contrario. A España le están pidiendo esfuerzos que no sabemos si seremos capaces de recuperar”.

Se ha perdido mucha confianza y el problema es que España e Italia tienen un tamaño con el que no puede Europa. “El problema que tenemos es que la valoración de los presupuestos no van en la dirección clara de conseguir el objetivo, volvemos a tener la misma incertidumbre acerca de si se alcanzarán o no los mismos”, en declaraciones a Radio Intereconomia.

La inversión en el ranking de la bolsa española está en los últimos lugares a favor de los emergenteçs. Y en medio, está en Estados Unidos. “Es curiosa la huída hasta el bono alemán porque si alguien piensa que si España o Italia tienen problemas, Alemania no sufrirá, no parece razonable pensar que Alemania será un refugio”. Puede ser una buena estrategia comprar bonos alemanas o italianos porque se solucionarán los problemas.