Si las cosas van muy mal, en el peor de los casos el precio del crudo podría caer hasta los 43 dólares por barril en 2015, según prevén los analistas de esta firma.

Este sería el peor de los escenarios dibujados por los expertos de Morgan Stanley, por lo que ese sería el precio que alcanzaría el barril en su bear case, el escenario bajista. En ese contexto el petróleo acabaría el ejercicio alrededor de 53 dólares.

Los analistas de la firma estadounidense creen que es la sobre oferta en el mercado de crudo lo que está provocando que el petróleo haya caído un 40% desde máximos de julio de este mismo año. Es más, tras este fuerte descenso el precio del brent ha tocado sus mínimos de cinco años, desde 2009.

Gráfico del Brent 10 años

Petróleo Brent 10 años


Fuente: Nasdaq

Sin embargo, su escenario base, el más plausible –en opinión de Morgan Stanley-, el precio del crudo podría subir ligeramente desde los 64 dólares en los que cotiza estos momentos para llegar hasta los 70 dólares. Esta cifra es muy inferior, no obstante, a las previsiones anteriores de la firma, que estimaban un precio de 98 dólares por acción.

Los analistas de la firma creen que “sin la intervención de la OPEP, los riesgos de los mercados podrían desequilibrarse y alcanzarse un pico de sobre oferta en el segundo trimestre de 2015. Los precios podrán bajar en la primera mitad del año”, explican los autores del informe.

Los expertos hacen referencia así a la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de no recortar sus cuotas de producción en un movimiento organizado para parar la caída del petróleo. La entrada en el mercado de ingentes cantidades de esta materias prima procedente de los yacimientos no convencionales de petróleo y gas de esquisto de Estados Unidos ha supuesto un gran cambio en el status quo de los productores de petróleo y una gran sobre oferta en el mercado.

Por otro lado este exceso de petróleo ha coincidido con una desaceleración de la economía China y Europea, dos de los principales consumidores del mundo.

En este contexto, los expertos de Morgan Stanley han rebajado sus previsiones para el barril en 2015, 2016, 2017 y 2018. En el peor escenario el precio podría caer hasta 43 dólares en el segundo trimestre del año que viene para subir en la segunda mitad del año hasta esos 53 dólares.

Si quiere recibir alertas cuando el precio del petróleo cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.