Los bajos intereses que pagan los depósitos y las caídas de los mercados hasta el segundo trimestre del año han provocado una caída del ahorro financiero de los hogares de nuestro país.
 
Según los datos del Banco de España que analiza Inverco, el ahorro financiero acumulado por las familias a finales de junio de 2016 si situó en 1,980 billones, un 1,5% menos que en el mismo periodo del año anterior. Este porcentaje de caída se corresponde a 29.135 millones de euros.

“El impulso a la inversión neta en activos financieros realizado por las familias ha sido insuficiente para compensar la pérdida de valor de las carteras de los hogares por el efecto mercado, tras un semestre de ajustes en los mercados financieros”, explican en Inverco.

En concreto, explican en la organización que las familias han invertido el 5% de su renta disponible bruta en la compra de activos financieros, con flujos positivos en casi todos los activos. Con todo, como viene siendo habitual en la economía de nuestro país, han primado cuentas corrientes y depósitos a la vista (a costa de amortizaciones de depósitos a plazo).

“Por tipo de activo, tanto los fondos de inversión, como las acciones cotizadas recuperan en el segundo trimestre parte del ajuste de los primeros meses del año”, gracias a la mejora de los mercados.

En concreto, la riqueza total de los hogares (financiera más inmobiliaria) se situó en el 521% del PIB en marzo de 2016, lejos todavía del 685% de junio de 2007, cuando se alcanzó el máximo histórico.

Explican en Inverco que “durante este periodo, las famlias han incrementado su riqueza financiera en 16 puntos porcentuales de PIB, mientras que su riqueza inmobiliaria ha caído 180 puntos porcentuales de PIB, unos 1,7 billones de euros de pérdida de valor de sus propiedades inmobiliarias).

En total, la riqueza financiera de los hogares ha retrocedido ligeramente en los primeros seis meses del año y se sitúa en 1,2 billones de euros, un 108,8% del PiB, frente al 65% de diciembre de 2008.

Activos financieros