Los expertos de Goldman Sachs lo tienen claro, si hasta ahora los bancos españoles han vivido bajo la maldición de su exposición al sector inmobiliario, a partir de ahora la situación podría cambiar radicalmente.
 
En un reciente informe los expertos del banco de inversión esperan un “cambio de régimen”. Afirman que los activos inmobiliarios dudosos (NPA) siguen siendo uno de las principales preocupaciones de los reguladores. Sin embargo explican que “después de ocho años de contracción continua, los precios de las viviendas han subido en 2016 y se espera que sigan subiendo entre un 4 y un 6% en los próximos años. Esto representa un cambio de régimen para los bancos españoles, ya que esto reducirá las provisiones desproporcionadamente”, afirman.

Por eso estos expertos explican que la exposición de los bancos al sector inmobiliario es cada vez menos problema gracias a la recuperación económica del país. Todo dependerá, claro, de la velocidad de esa recuperación.

exposición inmobiliaria de los bancos

Sin embargo, la conclusión es clara, cuanto mayor sea la recuperación las entidades con una mayor exposición al sector serán los que más se beneficien.  Por esta razón, los expertos de la firma han incorporado a CaixaBank a su “Conviction List”, o compra por convicción. Por el contrario, han degradado a Bankinter hasta vender. En su modelo creen que son las entidades que más y menos valor van a sacar de una recuperación de España. Escenario Base
En su escenario base, en el que se asume un crecimiento de la economía en línea lo que prevén sus economistas para 2016-2019, los precios de la vivienda subirían un 5% al año.   En este entorno, los bancos en su conjunto  tendrían una ganancia media de unos 850 millones de euros. El que más provisiones podría liberar sería BBVA, unos 1.300 millones de euros y Popular el que menos, ya que tendría que seguir provisionando.-

caixabank


Si nos enfrentáramos a una recuperación más rápida, los precios crecerían en torno a un 7% anual y la liberación de provisiones sería de unos 2.900 millones de euros. BBVA tendría un exceso de reservas de 1.700 millones y Bankinter un déficit de unos 40 millones de euros, dicen en la entidad.
 
Tras la publicación de los resultados anuales, estos expertos apuntan que “CaixaBank es el banco cuyo beneficio y valoración es más sensible a la recuperación del sector”.  Por el contrario, Bankinter estaría en el lado opuesto y por eso en la firma han rebajado su recomendación a vender.

En este escenario, han mejorado a Bankia hasta neutral y han eliminado a Santander de la Conviction List, aunque le mantienen la recomendación de compra. Hay que tener en cuenta –dicen- que el banco que preside Ana Patricia Botín lo ha hecho un 17% mejor que el sector desde marzo del año pasado.

Bancos recos

 

A BBVA, que podría beneficiarse de la recuperación en España, todavía le pesa, y mucho México. Desde estos niveles, Goldman Sachs no le ve potencial de recuperación en bolsa.  

BBVA