"Los errores que se cometen en las operaciones bursátiles son los mayores enemigos para canalizar de modo adecuado la inversión los fallos son muy numerosos y de toda índole, desde invertir en empresas de las que no se tiene el más mínimo conocimiento, hasta inclinarse por valores en contra de su tendencia", asegura  Carlos de la Parra, analista de Bull4All EAFI. 


¿Cuáles son los cinco errores más frecuentes que comete un inversor novato a la hora de planificar su patrimonio?

1. No aclararse a si mismo cual es su perfil de riesgo.

2. No informarse lo suficiente. En relación con el punto anterior, muchos inversores, sobretodo en España, no saben con claridad lo que es un fondo de inversión, y menos aun distinguir uno bueno de uno malo, y prefieren comprar acciones ellos mismos, con los riesgos que esto supone, además de las desventajas fiscales.

3. Su horizonte temporal. Debe ser amplio, cuanto más mejor. Los buenos retornos, se consiguen en largos periodos de tiempo.

4. Su necesidad del dinero. No debe invertirse un dinero que se pueda necesitar en un futuro cercano, la bolsa es impredecible en el corto plazo.

5. Mantener la estrategia, cuesta mantenerse decidido cuando hay una perdida latente, y se suele vender por temor a perder aun más, hay que aguantar.

¿Qué son los indicadores técnicos y cómo se utilizan?
 
¿Cuáles son los clichés o estigmas que todavía 'persiguen' a estos productos?

El experto apunta a la "desconfianza" como el factor principal. "A la gente le cuesta asumir que la mejor opción es dejar que un profesional gestione sus ahorros, se sienten más cómodos dejándolo depositado en el banco de la sucursal más cercana a casa, siendo que los depósitos no están en absoluto libres de riesgo", confiesa.


¿Qué cinco consejos daría a un inversor novato antes de realizar una planificación patrimonial?

Desde Bull4All apuntan a los siguientes cinco aspectos:

1. Aclarar qué parte de su patrimonio puede invertir, sin perjudicar su nivel de vida, es decir, manteniendo el nivel de gastos que ambicione y que no vaya a necesitar.

2. Aclarar su horizonte temporal, digamos la jubilación, pero el plan de inversión no sería igual para una persona de 30 años que de 58.

3. Entienda en qué invierte, aunque sea sólo para poder estar tranquilo, procure entender a que tiene exposición.

4. Paciencia, deje tiempo al tiempo, es difícil mantenerse firme cuando el mercado no te da la razón de inmediato, pero a largo plazo, termina dándola.

5. Si ya a ha ganado dinero, “la última peseta que la gane otro”. Cerrar una posición o cumplir unos objetivos con beneficios, no es nunca un fracaso, siempre podría haber comprado más barato o vendido más caro, pero también podría haber sido al contrario.
 
Te interesa ver: Las 10 reglas de oro para invertir de Warren Buffet y "Los mejores brokers de 2015"