Con esta revalorización, en línea con la del pasado año, y teniendo en cuenta también la previsión de incremento del número de pensionistas y la variación de la pensión media, el Gobierno prevé un gasto de prestaciones contributivas de 115.669,23 millones de euros, un 3,2% más.

Sumando prestaciones contributivas y no contributivas y clases pasivas, el gasto a destinar por la Seguridad Social será de 131.658,93 millones de euros, lo que supone un incremento del 3,3% respecto a 2014.


Aumentan las políticas activas de empleo

Las políticas activas de empleo tendrán una dotación de 4.746 millones de euros en los presupuestos generales del Estado de 2015, lo que supone un aumento del 16,5% respecto a 2014.

Hacienda señala que la subida se debe principalmente al incremento, por importe de 278 millones, del crédito para bonificaciones a la contratación, el 22,8% más que en 2014.