Reunión de la Reserva Federal. Parece que está claro que no habrá ninguna modiciación de tipos ni palabra que ayude a pensar que después de la reunión habrá alguna medida que invite a pensar . Las dudas sobre la destitución de Bernanke han sido despejadas favorablemente – bien recogido por Wall Street –y haciendo acopio de declaraciones previas que se habían escuchando advirtiendo de que la política fiscal iba a ser independiente de los datos de empleo, “no esperamos ninguna sorpresa significativa”, reconoce Daniel Pingarrón, analista de IG Markets.
La relación euro –dólar ha comenzado a descender por motivos como “la sobrevaloración del euro en los 1.50 dólares y además hemos visto datos esperanzadores sobre la economía estadounidense que ha provocado una revalorización de su divisa”. Además, reconoce Pingarrón, el billete verde “ha actuado como refugio ante los planes de Obama sobre el sector bancario y los datos que han llegado de China”. El experto de IG Markets reconoce que “no nos extrañaría que el euro-dólar perdiera incluso el nivel de las 1.40 unidades”.

En cuanto a la revalorización de la libra, desde los mínimos históricos, “se ha visto favorecida por el anuncio de que Reino Unido saldrá de la recesión”. Este experto ve una apreciación de la libra respecto al euro “con un potencial del 20-25%”

Parejo a este movimiento en las divisas…el petróleo. Una revalorización que está motivada por el dólar. A finales de 2009 gran parte de los puntos de revalorización de las bolsas se debía a las materias primas “si bien en el Ibex no tienen mucha representación, en el FTS100 o el S&P500 hemos visto que sí”. Con la apreciación del dólar “hace que las materias primas pierdan fuerza, lo que a su vez tiene repercursión en los índices”. Una tendencia que también ha sido provocada por la medidas tomadas por China. Y es que “los drenajes de liquidez luchan en cierta medida con un aumento de la demanda en China y además, la incertidumbre sobre el dólar hace que se aprecie y reste más carga alcista al petróleo”.