“Todos esperábamos que la intervención en Irlanda evitaría el efecto contagio, pero no ha sido así y se ha aseverado hacia Portugal y España”, reconoce Alexis Ortega, socio director general de Finagentes Gestión.


“La incertidumbre va a seguir mientras desde España no se tome alguna decisión”, explica en Gestiona Radio Alexis Ortega, socio director general de Finagentes Gestión, quien establece las diferencias entre Irlanda y Portugal con España. El problema principal de Portugal -continúa- “es un problema de crecimiento desde que se incorporó a la Unión Europea. Por el contrario, España ha duplicado su Producto Interior Bruto (PIB).”

“El origen del problema en España es un problema de burbuja inmobiliaria así como de la situación de los bancos”, apunta este experto. “Aunque hay que recordar que se van a hacer otros test de estrés, tenemos que resolver el sistema financiero, pero de momento todo esta en duda”, señala Ortega.

En lo que respecta a las informaciones que publica la prensa internacional situando a España como el responsable de lo que pueda pasar en Europa, este experto lo comparte y reconoce que existe un problema de volumen. “El PIB de España es muchísimo más que el que puede tener Grecia, Irlanda y Portugal juntos”, explica. Y es que “hay margen en los 750 mil millones de este fondo pero España se lo comería y no dejaría espacio para otros, es decir que una intervención en España agotaría ese fondo y pondría contra las cuerdas otro mecanismo”.

Reino Unido y Estados Unidos en el punto de mira

“La próxima crisis de deuda puede producirse en Estados Unidos”, señala este experto. “Irlanda es un país con alta regularización, impuestos bajos y sistema financiero muy laxo que se asimila al de Reino Unido y Estados Unidos”. Por ello -continúa- “una vez caída España los ojos se pondrán en la deuda de Reino Unido y Estados Unidos”. Además, este analista reconoce que “con la apreciación del dólar contra el euro y contra el yuan y con unos tipos que suben, toda la medida del QE2 no ha servido por lo que es bastante probable que EEUU entre en recesión”.