Endesa convocará esta semana a su consejo de forma extraordinaria para aprobar el aumento de free float a través de la colocación de un 33% del capital.


La OPV de Endesa está cada día más próxima. El mercado descuenta que se realice antes de que acabe el año y, para ello, la energética convocaría esta misma semana, mañana o pasado, a más tardar, a su consejo.

Se espera que Endesa coloque en el mercado un paquete equivalente al 22% de su capital. De este trozo de tarta, entre un 22 y un 30% irá destinado a inversores minoristas, que podrán comprar los títulos de la compañía en las sucursales de BBVA (coordinador global de la OPV), Credit Suisse, JP Morgan y Mediobanca, entre otras entidades. El resto del paquete irá destinado a inversores institucionales, entre los que se espera una destacada demanda internacional.

Endesa cerró la sesión bursátil del viernes a 15,5 euros, por lo que, si el 22% del capital de la compañía se colocara en torno a ese precio por acción, el paquete total estaría valorado en unos 3.618 millones de euros, por lo que estaríamos ante la mayor OPV desde la salida de Iberdrola Renovables (4.700 millones) hace siete años.

Ese 22% saldrá de la participación mayoritaria que tiene ahora mismo Enel en la española, de la que posee un 92% de su capital.

El objetivo primordial es aumentar el free float, que actualmente es uno de los mejores del mercado español, tan sólo un 8%. De hecho, Endesa se vio obligada a abandonar el Ibex 35 por tener tan poco capital flotante. Álvaro Blasco, director de ATL Capital, afirma que "es positivo que aumente el free float, aunque esta venta se llevará a cabo con cierto descuento en la cotización, por lo que preferiríamos esperar también a ver las condiciones de este aumento del free float antes de entrar".