No son optimistas los analistas del banco que consideran que el peso argentino podría llegar a sufrir una depreciación del 55% en 2014. Esperan, además, que la inflación pueda llegar, incluso, al 40%.
Hoy entra en vigor la medida del gobierno argentino que facilita la compra de dólares a los ciudadanos de este país. Lo hacen después de que el peso se haya depreciado más de un 20% en sólo una semana en un movimiento que ha sacudido los cimientos de las economías de todo el mundo por lo que ya se ha denominado “efecto tango”.

Según informa el diario Clarín, podrán comprar dólares todos aquellos argentinos que ganen más de 7.200 dólares al año. No podrán pagar en efectivo y sólo podrán acogerse a la rebaja en el tipo impositivo aquellos que depositen esos ahorros en una entidad financiera al menos por un año. Con todo, el peso hoy ha parado su sangría frente al dólar y se aprecia, aunque muy ligeramente.

Pero pocos, muy pocos expertos en todo el mundo entienden muy bien esta medida del ejecutivo de Cristina Fernández de Kirchner.

Los analistas de Goldman Sachs opinan que “sin una indicación clara en cuanto a los valores de equilibrio que debería alcanzar el peso, la caída en el tipo de cambio podría desencadenar una gran desestabilización en los niveles de depreciación de la moneda y en las expectativas de inflación”.

Caída de las reservas internacionales en Argentina
caída de reservas en argentina


Además, consideran que la decisión debería venir acompañada de un conjunto amplio de políticas monetarias y fiscales. En este sentido, en Goldman Sachs se refieren, básicamente, al nivel de inflación que puede desencadenarse en Argentina.

Además, piensan que el Banco Central podría enfrentarse a un fuerte dilema. Seguir invirtiendo en el mercado de divisas para parar la depreciación, lo que llevaría a una mayor destrucción de las reservas internacionales –para apoyar la decisión del gobierno- o dejar que el peso se ajuste sin intervenir.

En cualquier caso, los expertos de Goldman Sachs creen que el peso argentino se depreciará un 55% este año hasta alcanzar niveles contra el dólar de 10 pesos.

depreciación peso


Como consecuencia, en la firma consideran que la inflación crezca entre un 35 o 40% en el conjunto del ejercicio. Más de lo que esperaban inicialmente -27-30%-.

Además, según las proyecciones del banco de inversión, las reservas internacionales caerán hasta 21.600 millones de dólares en 2014, lo que implicaría un descenso de 9.200 millones de dólares.

A finales de la semana pasada las reservas cayeron hasta poco más de 29.000 millones de dólares, lo que significa la cifra mínima en algo más de 7 años, desde que Argentina cerró el acuerdo con el FMI en el año 2006.

Las razones para la caída este año han sido varias, según explican en Goldman Sachs. Por un lado, un fuerte déficit de energía que ha rondado los 6.500 millones de dólares. Algo más ha supuesto el uso de dólares para la compra fuera de Argentina con tarjeta de créditos y las divisas para uso turístico. Los pagos de la deuda han significado unos 8.700 millones de dólares y la intervención del Banco Central para sujetar la divisa ha rondado los 5.300 millones de dólares.

intervención del banco central de Argentina