En la bolsa y en el mercado de renta fija. Hoy Gas Natural está que lo tira en ambos después de sacar adelante una emisión de deuda a siete años y medio.


Hoy la compañía presidida por Salvador Gabarró ha colocado 500 millones de euros en deuda a siete años y medio con un cupón del 3,5% anual. Con una demanda superior a los 2.300 millones de euros, ha sido llamativa la gran acogida entre los inversores internacionales, los cuales, han suscrito alrededor del 95 % de la emisión. Con esta captación Gas Natural podrá optimizar su estructura financiera.

Esta buena nueva ha traspasado los muros del mercado de deuda y se ha trasladado a la bolsa, donde las acciones de la compañía se han situado entre los primeros puestos desde la apertura de sesión. A unos minutos para que cierre el mercado, Gas Natural cotiza con una subida del 4,08% en los 16,19 euros. Desde BNP Paribas creen que el valor seguirá subiendo mientras mantenga el soporte de los 15,2 euros, situándose sus siguientes objetivos en 16,3 y 16,6 euros.



Recordemos que Repsol tiene colgado el cartel de “se vende” en su participación íntegra en Gas Natural, del cual tiene un 30%. A su vez, La Caixa ya ha manifestado la intención de desinvertir también en la compañía presidida por Salvador Gabarró, sin dejar de ser su principal accionista, de la cual posee un 36%. (Ver: Lío de faldas en el sector energético europeo)