El 'Warren Buffet' español  reconoce que respetará la cláusula de dos años que tiene impuesta por Bestinver y, por lo tanto, que no ejercerña competencia alguna durante ese periodo de tiempo. 
 
En una entrevista concedida al diario británico Financial Times las palabras de Francisco García Paramés no dejan mucho lugar a la duda: las relaciones con la que fuera su casa durante 25 años están congeladas. "Si quieren alcanzar un acuerdo conmigo, bien, pero parece que no es el caso". Es lo que asegura el experto en relación a la cláusula que impusiera Bestinver en el momento de su salida para tratar de evitar una (mayor) salida de capitales de la gestora. Paramés está atado de pies y manos durante dos años, esto es, hasta septiembre del 2016, para poder crear una nueva gestora que pueda hacer competencia a Besinter. Él la respeterá, asegura. 

En relación a este nuevo proyecto en pañales, Paramés asegura que "lo más probable" es que se establezca en España, "sólo un 10%" dando prioridad a los activos globales. "Siempre puede haber valor en tu propio país pero, desde el punto de vista inversor, es lógico que exista un proceso de inversión global" dentro del modelo value que tanto años lleva defendiendo el gestor. 

Esta decisión de externalizar la gestión responde, según Paramés, al perfil del inversor español. Su "mentalidad", asegura, sigue "estando dominado por los grandes bancos y sus redes de distribución". Sin embargo, el futuro podría ser diferente... "Si la mentalidad del ahorrador cambia, habrá muchas oportunidades para aumentar el tamaño de la gestión de fondos", asegura. "Si el BCE mantiene los tipos de interés cerca de cero, tal vez obligue al ahorrador español a cambiar".