Según un reciente estudio publicado por el Instituto Aviva, el grado de preocupación de los españoles con respecto a su jubilación sigue aumentando. Si el año pasado el tema preocupaba al 50% de los españoles, este ejercicio ese porcentaje ha superado el 60%.
 
Esto podría deberse, quizá, a que casi todo el mundo es consciente de que las pensiones se irán reduciendo conforme avance el tiempo y que cobraremos menos, y menos años. Quizá por eso el 60% está dispuesto a que la empresa le retenga de forma obligatoria una parte de su salario que se destinará al ahorro para la pensión.

Según la tercera edición del estudio “Los españoles ante el ahorro, la jubilación y el riesgo”, elaborado por el Instituto Aviva el 76,3% de los españoles piensa que las empresas deberían ofrecer obligatoriamente un plan de pensiones complementario para sus empleados.

De hecho, el sistema británico, que se está terminando de implantar en el Reino Unido con bastante éxito sigue precisamente esta línea. Las empresas retienen una parte del salario del trabajador por defecto que se destina a esa función. Tanto la compañía, como el Estado complementan esa cantidad en beneficio del empleado. Eso sí, el trabajador puede decidir cobrar su sueldo íntegro si lo desea.  
Hay que tener en cuenta que un tercio de los encuestados apunta que no ahorra para la jubilación porque no se lo puede permitir, mientras que otro 23% no ahorra actualmente, aunque tiene previsto hacerlo en el futuro.

Entre otras conclusiones, este documento apunta que una de las opciones de los españoles para complementar su pensión es la jubilación parcial o flexible. “Aunque la mayoría de la población (70,1%) rechaza seguir trabajando a tiempo completo más allá de la edad de jubilación, al 67,3% sí le gustaría compatibilizar el cobro de la pensión con un trabajo a media jornada. Por otro lado, un 78,3% cree que la edad legal de jubilación seguirá aumentando más allá de los 67 años y, de hecho, hay un 30% que opina que se retirará a partir de esa edad”, explican los autores del informe.

¿Qué esperamos?

Los españoles consideran que su pensión media será más baja que la actual. En concreto, la media de los encuestados estima que su pensión no superará los 940 euros, es decir, un 10,2% menos que la pensión media actual (1.047 euros) .

“Sin embargo, el grupo de personas más cercano a la jubilación, los mayores de 55 años, se muestran mucho más optimistas y calculan que percibirán más de 1.112 euros. Tenemos que tener en cuenta que a partir de 2019 se empezará a aplicar el factor de sostenibilidad, el cual ajustará las cuantías de las pensiones a la esperanza de vida. Sin embargo, todavía la mitad de la población (50,2%) desconoce que este factor influirá en la futura cantidad que percibirá”, explican los autores del informe.

Una parte de estas conclusiones, algunas erróneas, se obtienen por desconocimiento. Un 71% de los encuestados afirman que no sabe cómo se calculan las pensiones. Por eso un 92% de los encuestados considera que el gobierno debería informar por escrito a cada ciudadano sobre la estimación de la pensión que recibirá una vez se jubilen.

Para Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España, “existe unanimidad tanto desde la ciudadanía como desde el sector, en la demanda de información clara y sencilla que ayude a concienciar en la necesidad de realizar una adecuada planificación financiera para el retiro. Del mismo modo, es fundamental que se siga potenciando la colaboración público-privada para aumentar la educación financiera en todas las edades, así como llevar a cabo medidas eficaces y a largo plazo que aseguren que los ciudadanos puedan disfrutar de un nivel de vida adecuado durante una etapa tan importante de la vida como es la jubilación”.

Preocupaciones

En estos momentos, según este estudio, la jubilación es la segunda preocupación financiera de los españoles, solo detrás de la compra de una vivienda.  Cuando hablamos de mayores de 45 años, la pensión es la mayor preocupación de este tipo en España. 

Jubilación Aviva