Según datos recogidos por el Ministerio de Vivienda para Europa Press, el precio del suelo en las principales ciudades españolas fue de media un 1,3% menor durante los tres primeros trimestres de 2006.
Así, el coste del metro cuadrado en los municipios de más de 50.000 habitantes, vale de media 652 euros, lo que supone una caída del 1,3% respecto a 2005. Sin embargo el precio sigue superando con creces el de las poblaciones más pequeñas, con un precio medio por metro cuadrado de suelo de 273,7 euros. El coste del suelo para vivienda supone entre el 40 y el 60% del precio total de compra de una vivienda. Las diferencias entre poblaciones de menos de 1.000 habitantes y aquellas con el mayor precio de suelo son notables, llegando incluso a superar los precios de las ciudades más caras en siete veces los precios de las más baratas. Por comunidades, las que más acusaron el descenso fueron Castilla-La Mancha (-27,6%), Ceuta y Melilla (-15,4%), Castilla y León (-15,1%), Galicia (-12,4%), Cataluña (-8,7%) y Asturias (-5,6%). Por municipios entre los que gozan de una mayor reducción en el precio de suelo están Guadalajara (-51,6%), Lleida (-47,4%), Castellón (-41%), Huelva (-40,6%) o Salamanca (-34,4%). Al otro lado, lidera las subidas Murcia (73,1%) seguida de Extremadura (35,8%) y País Vasco (18,5%). Las ciudades que han visto encarecerse más su suelo han sido Córdoba (114,7%), Cádiz (67,1%), Murcia (73,1%), Alicante (50,2%) y Granada (49,9%).