Nos han sorprendido de forma positiva los datos de Francia “pero es cierto que la situación de Europa sigue siendo complicada tras la bajada de rating y los cambios estructurales que se están realizando”, reconoce Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego.
A este experto le inquietan los 20.000 millones que “tenemos que pedir para la política agraria pues si no se llega a un acuerdo, seremos contribuidores netos a la Unión Europea y, cuando tenemos restricciones presupuestarias, no es algo positivo”.

En este contexto, el mercado sigue sostenido. Hubo una caída en el S&P500 desde los máximos y desde ahí podemos tener un rebote considerable en el corto plazo. Es cierto que la prima de riesgo está descendiendo y mientras lo siga haciendo – sin mucho riesgo en el corto plazo- “nos financiaremos a tipos de interés más bajos y la situación mejorará”, explica en Radio intereconomia.

Hoy el Tesoro se enfrenta a una subasta de 3-5 y 9 años seguramente “a tipos inferiores a los de la subasta anterior. Están entrando pocos inversores internacionales pero esta tendencia no es sostenible en el corto plazo por lo que tendremos que aprovechar la ventana que estamos teniendo por parte de los bancos centrales y, cuanto antes consigamos financiación, mejor”.

Tal y como dijo el ministro Piqué “no necesitamos un rescate sino tipos de interés más bajos”. Si se gana credibilidad a nivel internacional, bajaremos el coste, si no las vías que tenemos llevarán a un rescate. La perspectiva que tiene que dar el gobierno es de cierto positivismo pero hasta el BdE dice que será difícil cumplir con el objetivo de déficit, faltan las CCAA que están pidiendo rescates de forma directa por lo que habrá recortes pero también gastos.