Nueva jornada negra para el Ibex 35 que retoma las caídas, después de haberse tomado ayer un respiro. El selectivo se ha quedado justo por encima de los  8.278 puntos que marcaban un nivel decisivo para el mercado. El rojo no solo se ha quedado en la bolsa española, sino que ha teñido a las principales plazas de todo el mundo.
 
Los fuertes descensos de hoy se han desencadenado después de otro latigazo del crudo a la baja. El Brent se deja más de un 4% durante la sesión para quedar en 27,65 dólares el barril , lo que ha dado una excusa nueva a los inversores para seguir soltando papel.
 
Como explica Cárpatos en su sección en Estrategias de Inversión, ”en cualquier caso no nos confundamos, el petróleo es una espoleta más de la tendencia bajista que predomina que no necesita ninguna razón para seguir desarrollándose”.
 
Así, ni un solo valor del Ibex 35 se ha librado de la quema, y todos han acabado con descensos. Los principales movimientos de la sesión han sido las caídas del 8,53% de ArcelorMittal y del 5,61% de Repsol. Entre las grandes, Santander ha descendido un 4,82%, seguido de Telefónica, que se ha dejado un 3,46% y BBVA que ha terminado un 3,72% a la baja.
 
Por si fuera poco, el comportamiento de Wall Street tampoco ha servido de bálsamo para los analistas, ya que ha comenzado la sesión con descensos de más del 2% que se han mantenido, al menos, hasta el cierre de Europa.
 
La cuestión para muchos analistas en todo el mercado es saber si nos hemos instalado en un nuevo mercado bajista, a pesar de que la mayor parte de las instituciones consideran que la economía de los mercados desarrollados no está en peligro de entrar en recesión. No obstante, no hay que olvidar que los mercados no son otra cosa que un indicador adelantado, es decir, que van por delante de los datos económicos.
 
Sobre lo que va a pasar en las bolsas tienen mucho que decir los inversores institucionales y ya hemos visto que cada vez tienen más miedo y menos ganas de comprar. Hoy la encuesta de BofA Merrill Lynch mostraba que la liquidez de las carteras de los gestores globales estaba en máximos de 43 meses y que tocaba el tercer nivel más alto desde 2009. Desde luego no parece un dato alentador, sino que habla de miedo.
 
Cárpatos explica que “la actitud de las manos fuertes, que es vital, recuerdo que están cortas desde el 3 de diciembre ganando un dineral, aún no es la de ponerse a buscar rebotes. Por ejemplo, ya tenemos datos al cierre del martes, y es curioso ver cómo los amagos de rebote, fueron totalmente falsos, en realidad se dio durante toda la sesión un aumento duro de ventas de las grandes instituciones, y el saldo corto aumentó al final. Es decir, en los intentos de subida de ayer, no eran ni cierre de cortos de los leones, eran compras de las manos débiles, y colocación de papelones de las manos fuertes”.
 
¿Qué nos queda por ver en el Ibex 35?  José Antonio González, analista de Estrategias de Inversión, explicaba esta mañana que era importante mantener el nivel de los 8.278 puntos ”cuya resolución bajista habilitaría un tramo bajista hasta los 8.175 puntos en escala de 15 minutos”. Pues bien,  ese nivel se ha mantenido por la mínima.
 

Cárpatos, por su parte, apuntaba a que ”el futuro del Ibex está corrigiendo en este momento el 62.8% de Fibonacci de toda la gran subida desde el año 2012. Nivel importante. Si no se para aquí siguiente soporte 7.500 totalmente factible de tocar”. 

Ibex

 

Este nivel implicaría una caída de un 9% adicional a la que ya llevamos desde que comenzó el ejercicio, lo que supondría descensos del 20% en el año.  
 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
El pánico se apodera de los gestores y llevan la liquidez de sus carteras a máximos de 43 meses
”A este paso no son descartables los 7.500 puntos para el Ibex 35”
Repsol pierde el soporte y se dirige a mínimos de 2009