El principal selectivo español ha terminado la semana con subidas, lo que le ha permitido acumular alzas del 1,07% semanales. Parte de esta subida se le puede atribuir a Gamesa, que hoy se ha disparado casi un 19% entre rumores de compra por parte de Siemens. Además de ella, Sabadell ha rozado unas alzas del 12% y Popular se ha apuntado un 6,95% después de sus resultados. Las pérdidas han estado dominadas por ArcelorMittal, que se han dejado un 5,58%. Entre las grandes, Santander ha subido un 2,50%, Telefónica se ha revalorizado un 3,56% y BBVA ha terminado un 3,26% arriba. 
 
La jornada ha estado marcada por una posible operación corporativa protagonizada por Gamesa y por Siemens. Los rumores que indican que la alemana podría lanzar una OPA sobre la compañía de renovables ha elevado en más de un 18% el precio de la española ya que diferentes publicaciones indican que la oferta podría situarse en torno a los 17 euros.

Gamesa no ha sido muy explícita en sus explicaciones al admitir, sencillamente, que ellos valoran todas las oportunidades que se les presentan, sin explicitar si Siemens le ha hecho, efectivamente, una oferta.

Con todo, algunas publicaciones indican que ambas compañías llevarían negociando aproximadamente unos tres meses y que el acuerdo estaría casi a punto, solo a falta de cerrar unos cuantos flecos.

Como no podía ser de otra manera, el sector financiero ha vuelto a ser protagonista en la sesión gracias a los resultados publicados por varias entidades como Popular, Sabadell y CaixaBank. Las cuentas han sido muy bien recibidas por los inversores, tal y como puede diferirse de la reacción en bolsa.

Las subidas de hoy permiten Wseguir confiando en la continuidad del rebote con un objetivo próximo a los 9.074 puntos, objetivo que viene corroborado por la creciente recuperación gradual tanto en precio, osciladores y volumen de contratación. Nos mantenemos a la espera de ver retroceder niveles de volatilidad de muy corto plazo y asistir a un aplanamiento por la media móvil de 40 seisones (ver MMS40). Por otro lado, confirmamos que efectivamente, los fuertes retrocesos de ayer jueves no tenían un impacto negativo como podía parecer a primera vista, tal y como defendíamos en la actualización del cierre de ayer”, explica José Antonio González, analista de Estrategias de Inversión.

Ibex


Además, el viernes ha estado protagonizado por la decisión del Banco de Japón de situar en negativo los tipos de interés, en un intento por exprimir hasta la última gota su política acomodaticia  e intentar que el crecimiento del país repunte con esta medida.

Por otro lado, Estados Unidos ha publicado su primera estimación de PIB del último trimestre del pasado ejercicio que ha quedado ligeramente por debajo de las previsiones. Como comenta Cárpatos en su sección, “la economía estadounidense del cuatro trimestre sube 0,7% cuando se esperaba 0,8%. Al final se confirma que la FED ha subido tipos en un trimestre de flojo crecimiento”.

Entre este dato y la decisión de Japón de rebajar los tipos hasta el lado negativo, los mercados han comenzado a reducir más aún la posibilidad de que la FED suba el precio del dinero este año y ahora los futuros no anticipan ningún alza este año. Hasta hace unos días este mercado creía en que los subiría una vez en la segunda mitad del año, pero la situación ha cambiado en tan solo unas horas.