El selectivo español comienza la jornada en terreno negativo siguiendo la estela marcada durante el día de ayer. En este inicio desciende un 0,44% y se va hasta los 9.315 puntos. Y es que lo que está pesando en estos momentos es el factor de las elecciones presidenciales francesas y la posible victoria de Marine Le Pen. Esto se está tomando por el mercado de una forma muy negativa, puesto que, en tal caso, podría generar más la desestabilización de la zona euro. Por eso también el euro cae con fuerza durante estos primeros compases.
 
Si ya había focos de incertidumbre que estaban lastrando a la baja a los principales índices de los mercados desarrollados, ahora aparece otro que va a ser la clara referencia de los próximos meses. Las elecciones francesas ya han dado el pistoletazo de salida y la posible victoria de la candidata ultraderechista se está viendo como algo tremendamente perjudicial para los mercados. Una victoria que según las encuestas no llegaría, pero viendo la victoria de Donald Trump o el triunfo del Brexit, los inversores no se terminan de fiar.

El esquema que están siguiendo los mercados es que se sigue la estela del cierre de ayer. Es decir, todos los mercados europeos se encuentran al abajo, en un clima en el que Wall Street está desarrollando na pauta plana y en el que el euro, como consecuencia de ese repunte del miedo se encuentra fuertemente a la baja. No olvidemos que una victoria de Le Pen podría ser el comienzo de la salida de la Unión Europea de Francia. También los bonos alemanes están mostrando repuntes.

Así, este esquema cuadra a la perfección con las ventas que están realizando muchos operadores pequeños por miedo a las elecciones francesas y a una victoria hipotética de Le Pen, que ha prometido sacar a Francia del euro. Las manos fuertes siguen sin estar presentes ni en Europa ni en Estados Unidos y esto desde luego que no favorece mucho.

Por otro lado, también es importante el cierre del Nikkei a la baja, ante el temor del yen fuerte, que está actuando como valor refugio, como suele ser habitual, aunque resulte un poco absurdo. La sesión de ayer en Wall Street, nada de nada, como de costumbre, en un mercado congelado, ante la obsesión que tiene con Trump, al que ve cosas buenas y malas.

Dentro de noticias empresariales del mercado español, la más destacada ha sido la presentación del plan estratégico de Banco Sabadell. La entidad bancaria catalana ha señalado en el mismo que espera obtener un beneficio de 800 millones de euros en 2017. Además, espera un crecimiento del margen de intereses del 1% y cerrará hasta 250 oficinas. Sus títulos reaccionan con descensos de casi el 1%.

Y no nos vamos del sector bancario, porque Criteria vendió ayer por procedimiento acelerado el 5,3% de Caixabank con un descuento del 3%. Por eso, la entidad financiera es la que más desciende en la jornada de hoy de todo el selectivo español. Cierra la tabla al perder en torno al 3%.

Además, también Grifols anunció la refinanciación de su deuda. La compañía logra reducir el coste de su deuda en 100 puntos básicos y sitúa el tipo de interés en el 2,65%. Las acciones de la compañía se encuentran entre las que más suben con un avance del 0,76%.

También en positivo nos encontramos con ArcelorMittal, Amadeus o Acerinox. Todas ellas suman sobre el medio punto porcentual.

En el mercado continuo…

Hoy comienza la ampliación de capital de Quabit Inmobiliaria de 38 millones de euros que la compañía busca para desarrollar su plan de negocio 2017-2021.

Por otro lado, Inmobiliaria Colonial invierte 400 millones de euros en inversiones inmobiliarias.