Después del rebote de ayer y la reconquista de los 11.000 puntos, hoy el Ibex 35 se toma un descanso. El que no para es el Tesoro, que volverá a vender deuda en el mercado aprovechando la rentabilidad mínima histórica del bono a 10 años, que se sitúa en el 1,16%. El euro recupera la zona de 1,06 dólares y el barril de Brent cotiza en 57,98 dólares. 
 
Después de que el inicio del programa de compra de bonos en Europa por parte del QE el lunes abaratara el euro rápidamente frente al dólar, parece que el par vuelve a rebotar muy ligeramente tras acercarse al soporte de los 1,0527 dólares.

Pero la bolsa sigue a lo suyo. Después de experimentar ayer un rebote, cotizando aparentemente las bondades que traerá la caída del euro para las cuentas empresariales, hoy abre con indecisión. No obstante, el Ibex 35 mantiene los 11.000 puntos, dando esperanzas a volver a recuperar los máximos anuales en 11.200.

Además, esta apertura está marcada por los datos de inflación española. El IPC subió un 0,2% en febrero respecto al mes anterior y elevó dos décimas su tasa interanual, hasta el -1,1%.

Y, aprovechando las rebajas en el mercado de deuda, el Tesoro Español intentará colocar hasta 4.500 millones en bonos a 5, 7 y 10 años. Mientras, el bono a una década marca un nuevo mínimo histórico de rentabilidad en el 1,16%.

Si miramos por dentro al Ibex 35, las miradas se centran en el Banco Santander, que se coloca entre los valores más penalizados de la apertura. La entidad cae un 0,19% hasta los 6,39 euros después de que su filial estadounidense haya suspendido la segunda parte del test de estrés de la Fed en EEUU, referida a sus planes de recapitalización y reparto de dividendos o recompra de acciones. La Fed identificó en Santander Holding USA “deficiencias específicas en áreas clave, como la gobernabilidad, los controles internos, la identificación y gestión de riesgos, los sistemas de información y las hipótesis y análisis que sostienen los procesos de planificación de capital”.

Estas caídas son superadas por las de OHL, que se deja un 0,34% hasta los 20,46 euros.

En la parte alta destaca Dia, que sube un 1,17% y roza sus máximos históricos al borde de los 7 euros. Junto a ella, Gamesa no se frena. Después de disiparse ayer más de un 3% y cotizar por encima de los 11 euros, hoy avanza un 1% adicional hasta los 11,34 euros.

En el grupo de los blue chips, BBVA suma un 0,58% y mantiene los 9 euros. Por cierto, BBVA da por completada la venta del 5% de su participación en el Citibank por 1.555 millones de euros.

Telefónica sube un 0,11% y cotiza en los 13,30 euros. Iberdrola sube un 0,02%, pero no es suficiente para recuperar los 6 euros. Inditex cotiza en los 27,86 euros con una subida del 0,76%. Repsol suma un 0,30% hasta los 16,69 euros.

Atención a Bankia, que hoy sube un 0,22% hasta los 1,36 euros y ya se financia más barato que el propio Estado español. Ayer la entidad lanzó sus primeras cédulas desde 2012 y captó 1.000 millones a 10 años y medio a un tipo del 1,09%, por debajo del nivel al que cotiza el bono del Tesoro. Además, el BCE se quedó con el 17% de la emisión.

En el Mercado Continuo…

La atención se centra en Ebro Foods, que redujo su beneficio neto de 2014 en 5,6 millones de euros hasta los 146 millones por las multas sobre el sector lácteo. Ebro Foods cae un 0,15% hasta los 17,17 euros.

Realia cotiza plana en los 0,72 euros después de que la CNMV haya autorizado la OPA que le lanzó Hispania. Recordemos que la semana pasada Slim intentó parar esta operación ofreciendo una OPA a 0,58 euros, por encima del precio ofrecido por la SOCIMI participada por Soros (0,49 euros).

Aena cae un 0,86% y pierde los 80 euros después de que los bancos colocadores hayan ejercido su derecho de compra de acciones de la compañía a 80 euros.

Las mayores subidas del Continuo las registra Azkoyen(5,38), mientras que GAM se coloca a la cola con una caída del 2,56%.