Ebro Foods cumple así con el pago de un dividendo anual ordinario en metálico de 0,50 euros por acción, lo que supone un desembolso total de 76,93 millones de euros, en aplicación de los resultados de 2013.

Se trata del último de los cuatro pagos realizados por la compañía, todos de igual cantidad, 0,125 euros brutos por acción, habiéndose iniciado el reparto el pasado 2 de abril, fecha a la que se sumarán posteriormente el próximo 2 de julio, 2 de octubre y 22 de diciembre.
Ciclo de Clases Magistrales


Ebro Foods cuenta con una rentabilidad por dividendo del 3,72%, según fuentes del mercado. 

FUENTE: EBRO FOODS