Repsol no levanta cabeza. La petrolera se ha convertido en uno de los valores más penalizados  de comienzos de año, acuciado por las fuertes caídas que está experimentando el pecio del crudo. Además, hoy las ventas masivas se ceban con la acción y le llevan a perforar el canal alcista en el que llevaba inmerso el valor más de una década.

 Desde que comenzara el año Repsolse deja casi un 10% de rentabilidad. Los inversores han huido de esta acción a medida que el precio del petróleo descendía. Además, el crudo podría continuar por la senda bajista debido a que hay múltiples presiones bajistas sobre esta materia prima:
- Ralentización de China
- Conflictos geopolíticos entre los grandes productores: Arabia Saudí e Irán
- Ensayo dela bomba de hidrógeno por Corea del Norte
- Especulación del mercado
 

De hecho, "la proyección de los gráficos apunta a un petróleo en 20 dólares por barril", advierte Gonzalo Cañete, de Swissquote. Además, vemos que hoy el Brent y el Crude Oil experimentan una fuerte caída, que ha llegado a ser de más del 5% coincidiendo con la apertura de las bolsas europeas. Ahora el petróleo del Mar del Norte y el estadounidense  apenas mantienen spread y convergen en torno a 33 dólares por barril:

COTIZACIÓN BRENT vs CRUDE OIL:
brent versus west texas

 

Esto pone en una situación complicada a Repsol, que se esfuerza por salvar los muebles. De hecho, ya ha adelantado desinversiones por valor de casi 3.000 millones, lo previsto hasta 2018. Pero esto no sacia el miedo de los accionistas, que siguen saliendo por la puerta grande. De hecho, hoy se convierte en una de las acciones más bajistas, dejando un importante hueco sobre los 9,50 euros.  Con ello, Repsol no sólo pierde el doble dígito, sino que hoy también perfora los mínimos de 2015 en los 9,60 euros. 

El siguiente objetivo por abajo son los 9 euros, precio que no visita desde mediados de 2012. Por debajo de 9 euros ya estaría abocado a los 8 euros, que fueron el suelo del valor en 2012, desde el cual construyó la recuperación que culminó en los máximos de 2014 cerca de los 18 euros.
 
COTIZACIÓN RESPOL DESDE 2012
repsol


Pero la foto de Repsol no sólo es preocupante a corto y medio plazo, también en el largo plazo, pues en el siguiente gráfico se puede observar que hoy el valor está perforando en el intradía la parte baja del canal alcista en el que se movía desde 2002:

COTIZACIÓN DE REPSOL DESDE 2002
repsol desde 2002

 
Arrastra a Sacyr y Caixabank...
Esto avoca a Sacyr y a Caixabank, como grandes accionistas de Repsol, a una muy comprometida situación, pues necesitan el dividendo de la petrolera en vena para limpiar sus respectivos balances. Repsol se ha comprometido a mantener el dividendo, siempre y cuando el petróleo estuviera por encima del break-even que contempla en su plan estratégico: “si Repsol logra mantener estable el dividendo, Sacyr podrá pagar el crédito y la Caixa, lo mismo con sus bonos, a pesar de la minusvalía en valoración de su posición. Todo va a depender de cuánto tiempo esté el crudo en niveles de 30 dólares y del plan de desinversión de Repsol. El plan estratégico de Repsol contempla un crudo en 55 dólares y no es sostenible en doce meses un crudo por debajo de 40”, explica José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga SV.

 MAYORES ACCIONISTAS DE REPSOL
REPSOL ACCIONISTAS