Era uno de los “peros” que ponían los analistas a la hora de acudir a la OPV de Aena y, tan sólo un mes después, se confirma que tan sólo de los 14 aeropuertos de la compañía ganan realmente dinero. Según las últimas cuentas publicadas por la compañía, Madrid, Barcelona, Málaga y Palma de Mallorca tuvieron un Ebitda de triple dígito mientras que Mellilla, Sabadell y Pamplona registraron las mayores pérdidas.

Los gestores consideran que el aspecto relevante no es tanto el resultado neto o antes de impuestos sino el beneficio bruto antes de explotación (Ebitda) pues las inversiones ya están hechas y las partidas de amortizaciones son contables, pero no afectan a la generación de caja, a la evolución del negocio.

Según este criterio, la mitad de los aeropuertos españoles de Aena son rentables y la otra mitad no. De hecho, las pérdidas que suman los aeropuertos deficitarios son de 42 millones frente a un Ebitda positivo de 1.898 millones que suma el resto de aeródromos.